Un estudio evidencia relación entre periodontitis y cáncer de mama

Que la enfermedad de las encías o periodontitis está profundamente relacionada con otras patologías a nivel sistémico es bien sabido por la comunidad científica. De ahí que siempre se trabaje en pro de mejorar la relación de pacientes y dentistas, para evitar que estas enfermedades periodontales sigan su curso, sin control. Visitar periódicamente la clínica dental es un acto fundamental para evitar riesgos innecesarios.

La enfermedad periodontal es una patología que se inicia a partir de una inflamación en las encías, debido a las bacterias alojadas en la cavidad bucal. Esta enfermedad, si sigue su curso lógico terminará provocando una destrucción de tejidos, como el hueso que sostiene las piezas dentales. De ahí la pérdida de dientes en casos graves de la patología.

La periodontitis y el cáncer de mama

Un reciente estudio realizado en la Universidad de Buffalo, muestra que existe relación entre la enfermedad periodontal y el cáncer de mama. Lo que evidencia este estudio es que las mujeres postmenopáusicas que padecen periodontitis tienen un mayor riesgo a sufrir un cáncer de mama. Además, el riesgo aumenta en el caso de que se sea o haya sido fumadora.

El estudio se basa en el seguimiento constante de más de 70.000 mujeres que ya han pasado la menopausia. Estas mujeres ya habían participado en un estudio anterior, por lo que sabían que nunca habían sufrido cáncer de mama. De todas ellas, el 26 % sufría algún tipo de enfermedad periodontal. El seguimiento del estudio ha durado una media de seis años y medio. En este periodo, 2.124 participantes fueron diagnosticadas de cáncer mamario. La sorpresa vino en el cruce de datos, donde se pudo observar que el riego aumentaba en un 14 % en el caso de las mujeres que tenían periodontitis.

Además, en el caso de pacientes que fueran fumadoras o lo hubieran sido en los últimos años, este riesgo se veía aumentado entre un 32 y un 36 por ciento. En este sentido, se explica que se sabe que las bacterias alojadas en la boca de los fumadores o exfumadores recientes son diferentes a las de quien no fuma. Lo que ocurre es que ese tipo de bacterias llegan a la sangre, logrando afectar al tejido mamario.

En el año 2011 ya se había publicado un estudio en el que se mostraba esta relación entre la enfermedad periodontal y el cáncer de mama. No obstante, son estudios aislados, por lo que es necesario seguir investigando por ese camino para comprender mucho mejor la relación.

Por otra parte, tratar las encías y evitar la aparición de la enfermedad periodontal es fundamental para garantizar una salud general mucho más adecuada. Ya que, las bacterias bucales pueden pasar a otros órganos por el torrente sanguíneo, provocando patologías graves. Un buen control odontológico es de máxima ayuda para evitar este tipo de problemas.