En el colegio aumenta el riesgo de caries dental

Recientemente se ha publicado un estudio, llevado a cabo por el Departamento de Biología de la Universidad de Alabama en estados Unidos. Esta investigación ha visto la luz en el marco de la reunión “Microbe 2016”, de la Sociedad Americana de Microbiología. Se trata de un estudio que analiza la forma en la que se contrae la bacteria “Streptococcus Mutans”, la principal responsable de la aparición y desarrollo de caries dentales en niños y adultos.

Esta bacteria vive activamente en la boca y su funcionamiento es sencillo. Al finalizar la ingesta de alimentos, libera unos ácidos que consiguen dañar el esmalte dental, erosionándolo y debilitándolo. Por lo tanto, la “Streptococcus Mutans” es una de las principales responsables de las caries dentales. Algo importante es que eliminar la bacteria es realmente complicado, por no decir inviable.

Por norma general la bacteria se transmite de madres a hijos durante los primeros meses de vida. Pero los resultados de este estudio demuestran que no solo son las progenitoras las fuentes de transmisión de “S. Mutans”. La relación con otros niños, ya sea en el colegio o en casa también hace que se comparta la bacteria.

Resultados del estudio sobre las caries

Lo que pretendían los científicos que pusieron en práctica esta investigación era averiguar el modo de transmisión de esta bacteria en niños pequeños. Para conseguir esto se estudió a 119 menores de entre uno y seis años de edad, durante un periodo de ocho años.

Tras este plazo de estudios e investigaciones, los resultados fueron asombrosos. Del total de los niños, el 40 % no compartía cepa alguna de “Streptococcus Mutans” con sus madres y un 20 % compartían cepas de la bacteria con otros niños que también vivían en sus casas. Lo curioso es que el 72 % de los menores estudiados tenían cepas de la bacteria que nadie de su casa tenía. Así que esto demuestra que es el colegio y la relación con otros niños la principal fuente de transmisión de “S. Mutans”.

Estos resultados son fundamentales a la hora de establecer programas preventivos contra las caries dentales infantiles, ya que se puede dibujar la hoja de ruta de estas bacterias y prevenir los riesgos de forma más certera. Cabe destacar que la forma en la que se contagia la bacteria es relativamente sencilla, ya que cualquier acto en el que intervenga la saliva es una posible causa. Por ejemplo, compartir un vaso de agua o un helado o una chuchería puede ser la forma en la que se contrae la bacteria, haciendo que el riesgo a padecer caries dentales aumente.