El uso de la seda dental y los cepillos interproximales

En la actualidad existen diferentes herramientas odontológicas óptimas para llevar a cabo una correcta higiene bucodental. Además de los clásicos cepillos de dientes, se puede recurrir a la seda dental y a los cepillos interproximales. Lo que se consigue con estos utensilios es básicamente eliminar el biofilm dental o placa bacteriana de aquellos espacios orales a los que el cepillo convencional no puede acceder con facilidad. Por lo tanto, el uso de estas herramientas es fundamental para garantizar una higiene dental satisfactoria.

Seda dental o cepillos interproximales

El uso del hilo dental o de los cepillos interproximales dependerá de diversos factores. Lo más importante es utilizar cada utensilio de limpieza de dientes para su uso correcto y cuando es necesario. En este sentido, el cepillo interdental se usa para remover la placa bacteriana que queda en espacios interdentales. Obviamente es necesario que exista un pequeño hueco entre los dientes para poder recurrir a ellos. En estos casos los cepillos interproximales realizarán una labor de limpieza mucho más exhaustiva que la seda dental.

Por el contrario, el hilo dental es fundamental para eliminar los restos de comida o placa bacteriana que se forma bajo la línea de las encías y entre los dientes. Para que sea un uso adecuado es necesario que los espacios interdentales sean prácticamente inexistentes. Es decir, la seda dental será la herramienta adecuada cuando los dientes están bien pegados unos a otros.

La importancia de la higiene bucodental

Un error muy común entre la población general es llevar unas buenas rutinas de higiene dental, en las que simplemente se recurre al cepillado de dientes diario e, incluso, al uso del colutorio. Pero, en muchas ocasiones, se deja de lado la limpieza interdental o bajo las encías. Esto es algo que se debe de tener en cuenta porque las caries interproximales pueden afectar rápidamente al nervio y son una realidad odontológica a tener en cuenta.

La placa bacteriana se forma por los restos de comida y las distintas bacterias que entran en contacto con la cavidad oral a diario. Estos restos alimenticios pueden alojarse en cualquier espacio que exista en la boca. Por ello es imprescindible eliminarlos de la forma más adecuada posible. Además, habrá que tener en cuenta el espacio existente entre los dientes para recurrir a una herramienta de limpieza u otra. Hay que tener en cuenta que los cepillos interproximales pueden encontrarse en el mercado en diferentes tamaños, para realizar una limpieza óptima y garantizar la salud bucodental de cada persona.

En pacientes que han sufrido alguna enfermedad periodontal, es posible que se haya producido una retracción de las encías, esto hace que se exponga una mayor parte del diente e, incluso, que la separación entre las piezas dentales sea mayor. En estos casos el uso correcto de la seda dental y los cepillos interdentales será primordial. Lo mismo ocurre con aquellos pacientes que llevan una ortodoncia con brackets. En estos casos el dentista recomendará el uso de los cepillos interproximales para que la higiene dental sea la más adecuada y se pueda acceder a zonas a las que es imposible llegar con el cepillo de dientes convencional.