El correcto mantenimiento de los implantes dentales

La colocación de implantes dentales es una de las técnicas más demandas en las clínicas de odontología. Gracias a la implantología dental se pueden solventar numerosos problemas orales que tienen repercusión tanto a nivel funcional como estético. Por este motivo, un buen mantenimiento de los implantes y de las prótesis que se colocan sobre ellos es primordial. El dentista especializado en implantología indicará al paciente en cuestión la forma más adecuada de garantizar la larga vida de estos implantes. No obstante, vamos a ofrecer algunas pautas sencillas para ello.

Higiene dental en implantes

La higiene bucodental adquiere una importancia extrema en pacientes que han recurrido a la implantología dental. Cabe señalar que descuidar la salud oral en estos casos no es nada aconsejable. Es cierto que las prótesis soportadas por implantes están exentas de caries, pero esto no significa que no puedan aparecer otros problemas orales bastante graves. Y la mejor manera de evitarlos es siguiendo técnicas de higiene apropiadas.

Pese a que las caries nunca saldrán en una prótesis, sí que es posible que los malos hábitos de higiene oral afecten a las encías, realizando una inflamación e infecciones similares a la enfermedad periodontal. En estos casos, el nombre que recibe esta patología es periimplantitis y funciona de forma similar a la periodontitis. Para evitar esto, las correctas rutinas de higiene dental son esenciales.

Por lo tanto, es necesario cepillar los dientes entre dos y tres veces diarias, siguiendo las técnicas de cepillado más adecuadas. De esta forma se evitará la acumulación de placa bacteriana que pueda generar infecciones en la cavidad oral. Además, el uso de irrigadores dentales también adquiere una importancia extrema en los pacientes que han sido sometidos a tratamientos de implantología. Obviamente, el hilo dental o los cepillos interproximales deben de formar parte de las rutinas de higiene diarias.

Revisiones periódicas de los implantes

El higienista dental ya sea o no un dentista especializado en implantología alcanza una importancia extrema para los pacientes que llevan implantes dentales. Este profesional podrá aconsejar las mejores técnicas de mantenimiento para los implantes, así como realizar limpiezas profesionales periódicamente. No obstante, el implantólogo será el encargado de controlar que los implantes y sus prótesis están en perfecto estado. Para ello, programará visitas periódicas con los pacientes. En función de cada caso estas visitas suelen organizarse cada seis o doce meses.

En estas consultas se realizan controles radiográficos para comprobar que los implantes están en perfecto estado. Es posible que sea necesario extraer la prótesis en los casos en los que los implantes dentales se hayan aflojado. Esto no es un problema, ya que forma parte del mantenimiento y está totalmente protocolizado. En estos casos, el odontólogo aprovechará para limpiar debidamente los implantes con curetas de plástico o con puntas de ultrasonidos. Al final, lo que se consigue con todo esto es que los pacientes que han recurrido a la implantología gocen de una salud bucal perfecta y sus implantes tengan una vida útil realmente larga.