Dormir excesivamente puede estar relacionado con el alzhéimer

En la actualidad existen numerosos estudios sobre las causas y efectos de la enfermedad de alzhéimer. Se trata de una demencia cognitiva que afecta, sobre todo, a personas de avanzada edad. Ahora, una nueva investigación, llevada a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, demuestra que dormir excesivamente podría estar relacionado con dicha patología.

Cabe destacar que los investigadores no achacan la aparición o el desarrollo del alzhéimer con el exceso de sueño. Es decir, según los resultados del estudio pudieron comprobar que el riesgo a padecer esta enfermedad podía incrementarse hasta en 6 veces cuando el paciente duerme más de 9 horas diarias y no cuenta con un nivel cultural medio alto. No obstante, los científicos entienden que dormir excesivamente podría ser un signo de la posible aparición de la patología. Por lo tanto, no se trataría el alzhéimer de una consecuencia de dormir mucho.

El estudio, que ha sido publicado en la revista Neurology abre la puerta a los diagnósticos tempranos de esta enfermedad neurodegenerativa. Es decir, a través del estudio de los trastornos del sueño sería más fácil diagnosticar o prevenir el riesgo a sufrir una demencia en la edad adulta.

Dormir excesivamente: signo temprano de demencia

El estudio se llevó a cabo a través de la realización de cuestionarios sobre los hábitos de sueño. Estos cuestionarios se realizaron a más de 2.400 participantes, que tenían una media de edad de 72 años. Todos los pacientes que participaron en la investigación también estaban formando parte de otro estudio sobre el corazón.

El seguimiento de todos estos pacientes se realizó durante diez años, para poder comprobar en qué influía dormir excesivamente (más de 9 horas diarias). Lo que observaron los investigadores es que el riesgo a sufrir una demencia, como el alzhéimer se sextuplicaba en aquellos participantes que dormían más de 9 horas diarias y que, además, tenían niveles educativos más bajos.

Los científicos aseguraron que contar con estudios superiores o tener un nivel educativo algo más elevado podía proteger a las personas mayores de las diferentes demencias.

Algo que detectaron a través del estudio es que los trastornos de sueño no afectan al cerebro, ni lo cambian ni lo alteran. Por este motivo, aseguran que dormir excesivamente podría ser un signo y no una consecuencia de la aparición del alzhéimer. Los resultados de esta investigación son muy importantes para detectar las enfermedades neurológicas degenerativas cuanto antes. Los expertos recomiendan evaluar a las personas mayores que duermen más de 9 horas al día para detectar posibles problemas de memoria de forma temprana.