Dolor de cabeza y dientes: ¿qué relación tienen?

El dolor de cabeza puede estar originado por diferentes causas. Generalmente este tipo de afecciones son el resultado de tensiones musculares, ocasionados por diferentes motivos. En este sentido, los músculos faciales tienen mucho que ver en la aparición de algunos tipos de cefaleas o migrañas. Por ello, es muy importante que acudas al médico e, incluso, al dentista si padeces dolores de cabeza constantes. Probablemente la causa esté en tu boca.

Los músculos de la mandíbula, es decir, el músculo temporal y el músculo masetero (los que intervienen en la masticación) pueden ser los causantes del dolor de cabeza. Cuando existe bruxismo ambos músculos están sometidos a una gran presión y esto se relaciona con algunos tipos de dolor de cabeza.

Tipos de dolor de cabeza

Son muchas las formas y tipos de dolor de cabeza que se pueden experimentar. Aunque existen algunos que son bastante más frecuentes que otros:

Tensional: este es uno de los dolores más comunes y se centra en la frente. La persona afecta lo siente como una presión constante en la zona.

Sinusitis: el macizo craneofacial puede ocasionar un dolor que se ubica en la zona de la frente y tras los pómulos.

Cefalea: generalmente la fatiga ocular puede ocasionar un tipo de cefalea, conocida como en racimo, que se ubica en la zona ocular. Comúnmente el dolor se centra en uno de los ojos.

Migraña: la migraña es un dolor de cabeza común. Los que la padecen suelen experimentar dolor constante en algunas zonas de la cabeza, no en todas.

Salud dental y dolores de cabeza

Todos estos tipos de dolor de cabeza pueden estar originados por diferentes causas. Muchos de ellos se achacan a afecciones visuales, pero es probable que la salud dental tenga bastante que ver en su aparición.

El bruxismo, o rechinamiento de dientes, puede ser una de las causas que explique los dolores de cabeza. Algunos estudios del sueño en pacientes que padecen esta afección dental han demostrado que la gran mayoría de ellos sufren dolores de cabeza relacionados con el rechinar dental.

Los dientes de las personas que padecen bruxismo están sometidos a una fuerte presión, generalmente involuntaria. Este rechinamiento aumenta la producción de ácido lácteo, lo que origina el dolor muscular. Al producirse esta situación, otros músculos faciales incrementan su funcionamiento, produciendo una sobrecarga y generando cierto dolor. El resultado es la cefalea o migraña.

Cuando el dentista trata debidamente el bruxismo, el dolor de cabeza se previene correctamente. Al desaparecer la presión constante en los músculos el dolor también se limita. Son muchos los tratamientos para el rechinamiento de dientes, en función de la causa que lo esté originando. Una férula de descarga, que se usa por la noche, limita la presión muscular y previene del exagerado desgaste dental. No obstante, es posible que el dentista diseñe un plan de tratamiento personalizado para solventar esta afección.