Diastema dental y cómo se corrige

El diastema dental es la separación que algunas personas tienen entre los dientes. Por norma general, suele afectar a los incisivos superiores y está ocasionado por algún problema bucodental diferente, como contar con dientes de tamaños distintos, tener un frenillo labial más grande de lo habitual o por una incorrecta higiene bucodental. Los odontólogos suelen aconsejar la reparación del diastema dental mediante alguno de los tratamientos óptimos para ello. Esto es así, porque la separación de los incisivos superiores pude acarrear problemas orales, entre los que la pérdida de funcionalidad dental es el más acusado.

Corregir el diastema dental

Antes de comenzar con un tratamiento u otro, el dentista realizará radiografías y fotografías orales, que mostrarán el problema de base que existe en la boca del paciente. Con esta información podrá ofrecer el tratamiento más adecuado a cada paciente. Hay que tener claro que en función del problema dental que provoca el diastema es posible que sea necesario realizar un tratamiento u otro.

Uno de los tratamientos que más se suele utilizar para corregir la separación interdental es la ortodoncia. El aparato de dietes es óptimo tanto para ofrecer una solución estética como para corregir problemas de funcionalidad ocasionados por el alineamiento dental incorrecto. Si la persona que padece el diastema, sufre una mordida u oclusión incorrecta es probable que el odontólogo le recomiende la ortodoncia como tratamiento y solución.

En la actualidad existen diferentes tipos tratamientos de ortodoncia disponibles. Desde la ortodoncia invisible o Invisaling, hasta la clásica ortodoncia con brackets metálicos, pasando por los brackets estéticos o los brackets linguales. En función de la edad del paciente y diversas características se ofrecerá un tipo de tratamiento dental u otro. Por ejemplo, la ortodoncia invisible suele ser más recomendada para adultos, ya que su uso requiere que el paciente esté comprometido con el tratamiento y lleve el aparato removible las horas recomendadas por el odontólogo. Esto suele ser más complicado en los casos que afectan a niños.

Por otra parte, están las carillas dentales, que pueden ser de porcelana, composite o zirconio. Las carillas son finas láminas que se adhieren a la cara externa de los dientes, consiguiendo corregir la estética dental de forma óptima. Además, también se puede solucionar algunos problemas leves de funcionalidad. Este tratamiento es ideal a nivel estético porque corrige los problemas de coloración, así como de forma y tamaño de las piezas dentales. Suele ser uno de los tratamientos estrella en las clínicas dentales.

Otra opción de tratamiento para el diastema dental es la colocación de fundas o coronas dentales. Para seguir este tratamiento es fundamental contar con el diente original o con un implante dental. El diente deberá de ser tratado para, sobre él, colocar la funda completa que aportará una funcionalidad máxima, además de conseguir una estética estupenda.

Las soluciones para corregir el diastema dental son muchísimas, pero lo fundamental es acudir a la clínica dental para que el profesional revise el caso y la historia clínica concreta. De esta forma podrá ofrecer un tratamiento apropiado a cada paciente.