Cuidados de las carillas dentales

Mantener en perfecto estado nuestras carillas dentales depende mucho de lo bien que cuidamos de ellas. La porcelana en sí se mantiene tan bien o mejor que sus dientes naturales. La unión entre la carilla y el diente es muy fuerte. La porcelana es inmune a la caries dental, sin embargo, la parte descubierta del diente sigue siendo susceptible a la caries, por lo que puede tener caries. Si usted consume carbohidratos con frecuencia entre las comidas, o si no usa el hilo dental y se cepilla con diligencia, tendrá una mayor probabilidad de que esto ocurra. Si usted realiza un excelente cuidado de sus dientes, sus carillas durarán muchos años.

Para alargar la vida útil de sus carillas, le recomendamos técnicas de mantenimiento profesional especial. Le recomendamos las visitas de mantenimiento hasta cuatro veces por año cuando se tiene una nueva sonrisa con este tipo de restauraciones. Esto le dará la oportunidad de que su dentista controle y mantenga los márgenes de sus carillas pulidos, prolongando así su vida.
El mantenimiento de las carillas de porcelana es muy simple: Tratarlos como lo haría con sus dientes originales, con el cepillado y el hilo dental de rutina. El uso de pasta dental con flúor no abrasiva que puede sugerirle su dentista.

Una semana después de colocar sus carillas, se recomienda volver a la consulta para una visita de seguimiento y evaluación para que su dentista pueda ver cómo su boca está reaccionando a las carillas. Aunque usted sienta que sus carillas son un éxito, esta visita de revisión es vital para su futura salud oral.

Después de colocar las carillas de porcelana, a menudo observamos que la salud de las encías del paciente mejora. En algunos casos esto se debe a que los dientes tienen ahora un contorno más suave. En otros casos, se debe a que el paciente, que ahora cuenta con unos dientes bonitos en lugar de los feos, tiene una mayor motivación para cuidar de ellos. Si llegara a notar que las encías se hinchan o comienza a sangrar alrededor de cualquiera de las carillas, o si nota un área en que comienza a engancharse el hilo dental, es una indicación de que algo anda mal. Por favor, haga una cita con su dentista para que revisen sus carillas.

Si usted tiene el hábito de rechinar o apretar los dientes (bruxismo), su dentista le puede recomendar la utilización de un protector dental nocturno o placa de descarga para que no cause daño en sus carillas.

Precauciones

La resina utilizada para unir la porcelana de los dientes puede ser susceptible a las manchas. La tinción y el deterioro se acelera por las bebidas alcohólicas, que suavizan la superficie de la resina. Evite las cremas dentales altamente abrasivas, ya que pueden rayar los márgenes.

Las carillas de porcelana no están diseñadas para soportar impactos fuertes y pueden fracturarse, al igual que los dientes naturales también pueden fracturarse. No muerda pasadores, clavos, botellas, etc, y no golpee con objetos duros. Si usted participa en deportes de contacto, use un protector bucal.

Cepille y use hilo dental con asiduidad. Mantener limpias sus carillas es su mejor seguro.

Evite el consumo frecuente de bocadillos o alimentos azucarados, que promueve la caries dental.

Protegerlos por no morder objetos de metal, y con el uso de un protector bucal para practicar deportes de contacto.

Los cepillos eléctricos son excelentes para el cuidado de las carillas de porcelana.

Cuidado de las carillas de porcelana por el higienista dental

No utilice un aparato ultrasónico en los dientes con carillas de porcelana.

Use una pasta profiláctica suave.

No utilice pastas de pulir gruesas para no eliminar la capa brillante de sus carillas.