¿Cuándo se recomienda un tratamiento de ortodoncia?

El tratamiento de ortodoncia es una de las soluciones para corregir diferentes problemas dentales que más se practican en las clínicas odontológicas. Son numerosos los casos en los que los tratamientos de ortodoncia son la mejor opción para solventar algunas patologías bucales, por lo general, bastante comunes.

La ortodoncia además de mejorar la alineación de los dientes del paciente, también resulta necesaria para eliminar problemas relacionados con la mordida. Es decir, además de solventar problemas estéticos también garantiza la funcionalidad de la cavidad oral, dotando a los dientes de un aspecto saludable y garantizando todas las funciones óptimas de la dentadura.

Cuándo realizar tratamientos de ortodoncia

  1. Alineación: cualquier problema de alineación dental puede corregirse mediante tratamientos de ortodoncia Barcelona. Estos problemas suelen ser frecuentes y pueden estar relacionados con la existencia de espacios interdentales, ocasionados por la pérdida de alguna pieza dental o porque los dientes definitivos no cubren todo el espacio que deberían. Por otra parte, el apiñamiento de las piezas dentales también suele ser una de las indicaciones más características a la hora de recomendar una ortodoncia. En estos casos, los dientes suelen ser demasiado grandes, evitando que queden perfectamente acomodados en la cavidad oral del paciente. Los problemas de alineación dental además de ocasionar problemas estéticos llamativos también empeoran la funcionalidad de la dentadura.
  2. Problemas con la mordida: la ortodoncia puede resultar el tratamiento dental más adecuado para aquellas personas que padecen problemas relacionados con la mordida. Estos problemas son variados y ocasionan bastante incomodidad a la hora de realizar un correcto uso de la dentadura de cada paciente.
  • Sobremordida: los dientes ubicados en la zona superior cubren totalmente los inferiores.
  • Submordida: se trata del caso contrario al anterior. Es decir, los dientes inferiores, que suelen estar colocados hacia adelante, cubren los superiores.
  • Mordida abierta: se trata de un espacio poco funcional que se crea cuando la boca está cerrada.
  • Mordida cruzada: la mordida cruzada es una de las patologías dentales relacionadas con la mordida más comunes. En estos casos, los dientes superiores no descansan por delante de los inferiores, ocasionando grandes problemas de funcionalidad.

Antes de comenzar cada tratamiento de ortodoncia, lo más recomendable es que el odontólogo experto haya realizado una valoración óptima de la cavidad oral del paciente, consiguiendo de esta forma establecer un plan de tratamiento adecuado y personalizado. Por lo tanto, siempre será el odontólogo el que recomiende cuándo es necesario colocar la ortodoncia. Además, el profesional explicará qué posibles tratamientos de ortodoncia se pueden aplicar en cada caso, ya que actualmente son muchísimas las opciones que se ofrecen en este sentido.

En cuanto a la mejor edad para seguir un tratamiento de ortodoncia, hoy en día la tecnología en este campo ha avanzado muchísimo, pudiendo colocar ortodoncias a pacientes de prácticamente cualquier edad. No obstante, la etapa infantil es perfecta para solventar los problemas de funcionalidad y estética dental. A partir de los 8 años de edad se recomienda comenzar con las revisiones con el ortodoncista, ya que en este momento se podrá comprobar si la funcionalidad y estética bucal del paciente es la más adecuada.