¿Cuándo es necesaria la exodoncia en los dientes de leche?

Los dientes de leche son unas piezas dentales muy importantes en la etapa infantil. Pese a que mucha gente cree que su función no es más que favorecer la masticación de los niños, la realidad es que cumplen una función mucho más importante. La dentición temporal es la encargada de mantener en estado óptimo el espacio mandibular que, posteriormente, ocupará la dentición definitiva. Es decir, los dientes de leche serán capaces de evitar problemas dentales como el apiñamiento o los problemas relacionados con la oclusión.

Teniendo esto en cuenta, es muy importante que los niños visiten al odontopediatra de forma regular. De esta forma, el especialista podrá tener una historia clínica dental de sus pacientes más jóvenes con cualquier característica que haya presentado su cavidad oral desde el nacimiento de sus piezas dentales temporales.

Una de las técnicas quirúrgicas más habituales en las clínicas de odontología es la exodoncia. Se trata de la extracción de una pieza dental o parte de un diente. Para ejecutar este acto quirúrgico suele recurrirse a la anestesia local y, por norma general, no suele presentar demasiadas complicaciones. Obviamente, esto siempre será así si se toman en cuenta las medidas postoperatorias que indique el dentista.

En el caso de la exodoncia en la dentición temporal, los odontopediatras deben de valorar seriamente si está indicada tal intervención o sería más positivo para la salud dental infantil obviar la extracción del diente de leche. Teniendo en cuenta que los dientes temporales de los niños cumplen una función tan importante esto es primordial.

Dentición temporal y exodoncia

La historia clínica del odontopediatra suele ofrecer claves básicas a la hora de tomar la decisión de extraer una pieza dental temporal. Al niño se le somete a pruebas de imagen para comprobar las implicaciones del diente afectado y la repercusión de su extracción. Además, en caso de tener que someter al paciente pediátrico a una exodoncia es importante prepararlo previamente para que pueda estar lo más relajado posible.

Los odontopediatras suelen recomendar la extracción de algún diente de leche afectado por diversas patologías dentales siempre que este no se pueda salvar siendo debidamente rehabilitándolo. Estas indicaciones para la exodoncia en la dentición temporal suelen ser variadas, como la presencia de dientes retenidos, dientes supernumerarios, anomalías posicionales, patologías periodontales, e, incluso, que sea necesario posibilitar la erupción de otras piezas dentales.

No obstante, en el caso de los dietes de leche es importante comprobar perfectamente la morfología y pormenores de los mismos, ya que hay casos en los que la exodoncia está contraindicada. El odontopediatra se encargará de valorar todo esto, estableciendo los pros y los contras para determinar si sería necesaria la extracción de la pieza de leche.

Extracción de dientes de leche

En el caso de que finalmente se haya optado por una exodoncia de las piezas dentales temporales, los padres del niño deberán seguir todos los consejos postoperatorios establecidos por el odontopediatra. Todo esto será de vital importancia para evitar complicaciones o infecciones que puedan aparecer tras la extracción.

Habitualmente se recomienda no realizar enjuagues durante el día que se ha practicado la intervención, evitar las comidas muy calientes, no cepillar la zona de la extracción e ingerir los medicamentos previamente recetados por el odontólogo infantil. En el caso de que exista un dolor persistente lo mejor será visitar al especialista para que pueda comprobar que todo marcha correctamente tras la exodoncia.