¿Cuál es el papel del higienista dental?

Dentro de una clínica odontológica son muchos los perfiles profesionales que albergan en ella. En este sentido, existe un profesional de la salud dental que funciona como enlace entre el odontólogo y los pacientes y que, cada vez, adquiere una importancia mayor en el marco de las consultas dentales. Se trata del higienista dental. Esta figura ha ido ganando relevancia, convirtiéndose en una ayuda importantísima para pacientes y dentistas.

Funciones del higienista dental

Para hablar de las funciones propias de un higienista dental debemos remitirnos a la ley vigente. Se trata de la Ley 10/1986 de 17 de marzo sobre odontólogos y profesionales relacionados con la salud dental. Esta ley fue establecida a partir del Real Decreto 1594/1994 de 15 de julio. Lo que establece es una completa definición de los higienistas, a quien define como profesionales que, con el título correspondiente de Formación Profesional de Segundo Grado, tienen funciones específicas en el ámbito de la salud y la educación sanitaria bucodental. Entre estas funciones destacan la recogida de datos, el consejo sobre las medidas higiénicas a adoptar por pacientes para prevenir alteraciones dentales y la realización de ciertos exámenes de salud dental.

Por lo tanto, la función del higienista dental es muy importante en cualquier clínica odontológica. Además, cabe destacar que los higienistas de clínicas privadas cuentan con funciones concretas y los que desarrollan su trabajo en la salud pública también acarrean otras funciones. Por ejemplo, un higienista que trabaja en un departamento de salud pública se encarga de realizar los exámenes de salud dental correspondientes a su Comunidad.

En el caso de las clínicas dentales, el higienista desempeña diversas funciones. La más importante de todas es que es el enlace directo entre el odontólogo y los pacientes, jugando un papel fundamental en la detección de patologías orales. El higienista puede realizar las labores de limpieza dental basadas en el conocido raspado y pulido de los dientes, también puede aplicar fluoruros, poner y retirar hilos retractores, sellar fisuras a través de técnicas odontológicas no invasivas, recoger datos clínicos de los pacientes de la clínica, promover la educación en materia de salud dental, aconsejar sobre las medidas higiénicas que deben adoptar los pacientes, etc.

Una de las funciones del higienista dental se desarrolla durante las cirugías. Ya que puede acompañar al odontólogo para actuar como instrumentalista durante toda la intervención. Además, también es posible que, el higienista se encargue de realizar todas las radiografías dentales necesarias para llevar a cabo el tratamiento.

Por otra parte, cuando un paciente se va a someter a un tratamiento de ortodoncia, es muy habitual que el higienista dental se encargue de tomar las impresiones de la boca del paciente para que el dentista tenga un molde y una base clara para diseñar el tratamiento más adecuado. Además, estará en contacto directo con los pacientes para que sigan las instrucciones en materia de higiene dental más adecuadas, en cada caso.

Como vemos, las labores del higienista dental son muchas y muy variadas. Por este motivo, este tipo de profesionales de la salud dental se han convertido en piezas indispensables en cualquier clínica de odontología.