Coronas (fundas) disilicato de litio

¿Quieres ver las últimas noticias de salud? Encuentra nuestro newsletter más abajo

Coronas y fundas de disilicato sin metal

Las coronas de recubrimiento total tradicionalmente se confeccionaban con un núcleo metálico (para aportar resistencia a la pieza) que era cubierto por cerámica.

Las coronas metal-porcelana presentan el inconveniente del antiestético halo metálico alrededor del cuello del diente que portaba dicha corona, dando un aspecto oscurecido a la encía y provocando al cabo de unos años, la retracción de la misma, quedando expuesto el borde metálico de la corona, por lo que se hacía aún más visible el metal al sonreír.

coronas-disilicato

 

Gracias a las coronas de disilicato de litio sin metal, hemos conseguido eliminar este problema, ya que la corona es 100% cerámica, sin ningún tipo de metal en su estructura.

Esto ofrece al paciente importantes ventajas:

Mayor biocompatibilidad: la cerámica es un material altamente biocompatible, presenta muy buena tolerancia por los tejidos gingivales, por lo que se evitan problemas como la inflamación o la retracción de la encía (ambos muy frecuentes en las piezas que llevan coronas metal-porcelana).  Además, las coronas de disilicato resultan de elección en los pacientes alérgicos a metales.

Excelente estética: las coronas de disilicato sin metal presentan una estética muy superior a las tradicionales coronas metal-porcelana. Se trata de un material con una translucidez muy similar a la de los dientes naturales, por lo que ofrece un resultado altamente estético.

Alta resistencia: el disilicato de litio presenta una resistencia a las fuerzas de la masticación superior a la que presentan los dientes naturales, por lo que se trata de un material de larga duración.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.