¿Qué es el contorneado dental y para qué sirve?

En la actualidad existen infinidad de técnicas de odontología cosmética que pueden cambiar la imagen de la sonrisa de forma efectiva. Entre ellas, el contorneado dental puede favorecer una sonrisa perfecta sin necesidad de llevar a cabo tratamientos más largos o específicos. Lo que se consigue mediante esta técnica es, básicamente, mejorar la imagen de las piezas dentales, favoreciendo así una dentadura óptima y un cambio de imagen.

El contorneado estético se lleva a cabo en la clínica dental y requiere que se ejecute por parte de un profesional en odontología estética. Esto debe de ser así porque es primordial que el odontólogo cuente con experiencia y un grado de concentración muy alto. Hay que tener en cuenta que se trabaja directamente sobre los dientes del paciente y es un tratamiento irreversible.

Este tipo de técnicas estéticas sirven para variar la imagen de las piezas dentales. Por ejemplo, a través del contorneado dental, se pueden mejorar estéticamente las piezas dentales que sean irregulares, demasiado largas o puntiagudas. Además, también es posible modelar algunos salientes. Lo que se hace es remover una mínima cantidad de esmalte para lograr el efecto buscado.

Es muy habitual que el contorneado estético se ejecute como un tratamiento complementario al blanqueamiento dental. De esta forma se logra un cambio integral en la boca, consiguiendo una sonrisa blanca, funcional y bonita.

¿Cómo se lleva a cabo el contorneado dental?

En primer lugar, es fundamental acudir a especialistas en el campo de la odontología cosmética. El odontólogo en una primera fase explicará al paciente lo que sus dientes necesitan y cómo se van a contornear para conseguir una sonrisa perfecta. Además, le mostrará imágenes de casos anteriores para que pueda valorar los resultados.

Por norma general, el contorneado dental no se alarga más de dos sesiones y se va trabajando poco a poco sobre cada pieza dental, para ir valorando los resultados in situ. El paciente siempre formará parte del proceso, para que su sonrisa quede a su gusto. El odontólogo tomará radiografías e imágenes de la sonrisa del paciente para explicar previamente cómo espera que queden las piezas dentales tras el tratamiento estético.

Este tipo de técnicas de odontología estética no requieren anestesia y no deben de comportar dolor. Además, pueden ayudar a mejorar la salud oral, ya que se pueden modelar esas piezas dentales que podrían ocasionar que las bacterias se acumulen en ellas, generando caries dentales en el futuro. También es un tratamiento muy rápido y eficaz.

El contorneado estético lo que hace, a través de las técnicas de abrasión que utiliza, es lijar los dientes seleccionados, usando instrumentos dentales específicos. Tras esto, el odontólogo alisará y pulirá la superficie que se ha tratado para que los resultados sean perfectos. Al final, se consigue un equilibrio y armonía muy positivo en la sonrisa del paciente que se ha sometido al contorneado.