El consumo de un huevo diario es beneficioso para la salud

Durante años los huevos han sido esos alimentos perseguidos por una extraña leyenda que aseguraba que no era bueno para el organismo, ni para el colesterol, consumir más de tres yemas a la semana, dejando las claras como algo totalmente libre. Esta teoría ha acompañado a la población mundial durante muchísimos años, pero los estudios realizados en los últimos veinte años sobre el consumo de huevos han demostrado que nada más lejos de la realidad. Ingerir un huevo al día es realmente positivo para el organismo a nivel nutricional.

Valor nutricional de los huevos

Los huevos cuentan con unos componentes nutricionales de importante valor biológico, que los convierten en alimentos súper saludables. Están compuestos por zeaxantina, luteína y colina. Tradicionalmente, los pacientes de avanzada edad, que presentan Alzheimer o demencia senil, muestran una deficiencia de colina. Además, la luteína y la zeaxantina son carotenoides que, si están presentes en el organismo pueden reducir el riesgo a padecer degeneración macular asociada a la edad. Esta es una de las principales causas de ceguera en pacientes mayores. Por lo tanto, la ingesta de huevos en grandes cantidades está totalmente recomendada a personas de la tercera edad.

Además, el Instituto de Estudios del Huevo (IEH), establece recomendaciones claras respecto al consumo de este alimento, indicando que cuando el organismo necesita un mayor aporte nutricional, como durante la etapa de crecimiento o el embarazo, es importante ingerir huevos para solventar estas necesidades. En este sentido, los deportistas requieren de la ingesta de proteínas de elevado valor biológico para favorecer el metabolismo y los huevos son perfectos para ello.

Los huevos y el colesterol

Hasta finales del siglo XX las recomendaciones en prevención cardiovascular establecían que era necesario limitar el consumo de huevos por el elevado contenido en colesterol que tienen. No obstante, Pedro Zarco, un cardiólogo español, publicaba en el año 2003 un estudio en la Revista Madrid Médico, en el que se investigaba cómo actuaba la yema de huevo en los niveles de colesterol en sangre. Las conclusiones del estudio marcaron las pautas a partir de entonces. Se pudo comprobar que el consumo de yemas de huevo no afectaba a los niveles de colesterol. De hecho, las asociaciones médicas y nutricionales del mundo recomiendan la ingesta de huevos de forma continuada porque prima el alto valor biológico de este alimento.

Por otra parte, las investigaciones realizadas en los últimos tiempos también han demostrado que el consumo de un huevo diario no afecta en absoluto a la salud de pacientes que padecen diabetes.

En este sentido, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha colocado al huevo en lo más alto de la pirámide alimentaria, como nutriente de consumo diario recomendado.