Consejos útiles para evitar la caries dental

Una de las acciones más importantes a la hora de . Para conseguir esto lo más importante es llevar a cabo unas buenas rutinas de higiene oral, además de prestar especial atención a los alimentos que se incluyen en la dieta.

Para evitar las caries en los dientes sería muy importante disminuir significativamente la ingesta de azúcar. Obviamente no se trata de dejar de consumir frutas ricas en azúcares, porque estos alimentos son fundamentales para que el organismo goce de vitaminas y minerales que puedan mantener las defensas en su lugar. La idea es evitar, en la medida de lo posible, los azúcares añadidos que, además de dañar al organismo, afectan de forma muy negativa a las piezas dentales. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar la cantidad de azúcar que se consume a diario. Como ya hemos dicho, sin contar la ingesta de frutas y verduras.

¿Cómo evitar la caries dental?

Uno de los pasos más importantes para evitar la aparición de caries en los dientes lo acabamos de decir. Aunque, en cuanto a la alimentación, también se pueden llevar a cabo otras acciones importantes. Por ejemplo, limitar el consumo de bebidas ácidas y azucaradas. Este tipo de alimentos pueden erosionar el esmalte, llegando a producir caries y sensibilidad dental. Además, en el caso de tomar este tipo de bebidas, la higiene dental no debería de ser inmediata tras su ingesta, porque cepillar los dientes con los ácidos todavía activos en la cavidad oral podría hacer que estos se repartieran por el resto de piezas dentales, produciendo un daño mayor. Así que lo que se puede hacer es enjuagar la boca con agua tras la ingesta de este tipo de alimentos y pasada media hora cepillar los dientes debidamente.

Lo más importante a la hora de prevenir las caries dentales es controlar muchísimo la salud bucodental a través de la higiene oral. Para ello hay que lavarse los dientes, por lo menos, dos veces al día, incluyendo en una de las rutinas dentales el uso de la seda de dientes y los cepillos interproximales (mira este post), además de un buen colutorio que aporte frescor y protección  la dentadura.

Por otra parte, acudir al dentista o al higienista dental para realizar una limpieza profesional en profundidad es una acción que se debería llevar a cabo una vez al año, como mínimo. De esta forma, el profesional eliminará los restos de placa bacteriana que no hayan sido removidos con el cepillado tradicional. Además es la única forma de atacar al sarro que se forma en las piezas dentales.

Para prevenir las caries es muy importante programar visitas periódicas con el odontólogo. Gracias a estas consultas ordinarias el dentista podrá comprobar el estado de salud de la dentadura y anticiparse a la aparición de caries o problemas dentales más preocupantes. Al final la prevención es una baza que puede lograr que la dentadura esté radiante en todo momento.