Consejos para prevenir la caries dental

Una caries es una enfermedad infecciosa que es cuando las bacterias en la boca destruyen las áreas de su diente. Una caries puede empezar como una pequeña área desmineralizada en el esmalte de un diente, pero si no se trata, se abrirá camino a través del esmalte y en la propia estructura del diente. Con el tiempo,  alcanzará el nervio del diente causando dolor e infección. Una caries puede destruir toda la estructura de un diente.

Todos tenemos bacterias en nuestra boca.  Las bacterias se alimentan de azúcar, y cuando no se controla, secretan ácidos que pueden afectar al diente y causar la caries.

En primer lugar, las bacterias comen el azúcar que comemos. Cada vez que comemos alimentos o bebidas azucaradas, la boca se llena con el azúcar. Las bacterias consumen los azúcares y luego segregan un ácido. Este ácido se encuentra en la superficie del diente hasta que sea arrastrado por la saliva, o eliminado  cuando nos cepillamos los dientes o hilo dental.

Las colonias de bacterias forman una sustancia pegajosa llamada placa. Esta placa puede ser fácilmente eliminada  con un cepillado. Si no se consigue elimina, la placa absorbe el calcio y otros minerales de la saliva y luego se forma una sustancia duras llamadas sarro.

Cuando una caries se comienza a formar, es tan pequeña que es prácticamente invisible para el ojo. Cuando se permite que el ácido permanezca en el diente, empieza a formar un agujero en el diente. Las bacterias entran en el agujero, consumiendo más azúcar y secretando  más ácido, y el proceso continúa hasta que el orificio  a través del esmalte es lo suficientemente grande como para  llegar a la dentina del diente.

Una vez que la bacteria se ha establecido en la dentina, en la superficie del diente, todavía puede no notar nada visible, o puede aparecer como sólo una pequeña mancha marrón en la superficie. Sin embargo, el daño se está haciendo  dentro del diente. Finalmente, un “agujero” o cavidad serán visibles. Si aún así no se trata, con el tiempo las bacterias lleguen al nervio del diente. Cuando esto sucede, se produce un gran dolor y puede causar una desagradable infección.

Se necesita tiempo para formar una caries. La mejor defensa contra la posibilidad de una caries es la de limitar la cantidad de azúcar que  se consume. Cuando coma o beba algo azucarado, cepíllese los dientes después o al menos enjuáguese la boca con agua. Cepille sus dientes tres veces al día, usar hilo dental todos los días y vea  a su dentista de forma regular.

La buena higiene oral y dental puede ayudarle a evitar la caries dental. A continuación le presentamos algunos consejos para ayudar a la prevención de la caries dental. Siempre es recomendable preguntar a su dentista que consejos son mejores para usted y su boca.

Cepillado

Cepille con pasta dental con flúor después de comer. Cepille sus dientes por lo menos dos veces al día,  idealmente después de cada comida, usando pasta de dientes con flúor. Para limpiar entre los dientes, es recomendable usar hilo dental o utilizar un limpiador interdental. Si no puede cepillarse los dientes después de comer, por lo menos trate de enjuagar la boca con agua. Si  tiene un niño pequeño, pregunte a su dentista que tipo de pasta dental debe utilizar  su hijo.

Su dentista le puede recomendar el uso de un enjuague bucal  o colutorio especial para  síntomas como inflamación de las encía, boca seca, mal aliento y prevención de las caries.

Visite a su dentista regularmente. Realice  limpiezas dentales profesionales y exámenes orales regulares, que pueden ayudarle a prevenir problemas o detectarlos temprano

Sellados de fisuras

Un sellado de fisuras es un recubrimiento protector de plástico que se aplica a la superficie de masticación de los dientes posteriores, el sellado de las fisuras y grietas facilitando la limpieza y eliminando la posibilidad que se queden restos de alimentos y evitando así la caries. El sellado protege el esmalte de los dientes de la placa y el ácido. Los selladores pueden ayudar a los niños es recomendable realizar sellados a todos los niños en edad escolar. Los selladores duran hasta 10 años antes de tener que ser reemplazado, a pesar de que deben ser controlados regularmente para asegurarse de que todavía están intactos.

Fluorizaciones

Su dentista o higienista dental puede aplicar fluorizaciones para los dientes. Estas vienen en forma de geles y están más concentradas que las que se pueden aplicar con una pasta de dientes convencional, por lo que no es necesario realizarla con tanta frecuencia. Los adultos y los niños,  pueden beneficiarse de estas aplicaciones. Los Geles fluorados pueden contribuir a reducir la caries radicular – especialmente para las personas con “boca seca”.

Dieta

Evite el consumo frecuente de dulces, galletas, bocadillos y bebiendas dulces. Cada vez que usted come o toma bebidas que no sean agua y que contengan un  alto contenido en azucares,  ayuda a sus bacterias bucales a  producir  ácidos que pueden destruir el esmalte de los dientes

Coma alimentos  sanos. Algunos alimentos y bebidas son mejores para los dientes que otros. Evite los alimentos que se  enganchen en los surcos y fosas de los dientes durante largos períodos de tiempo, tales como papas fritas, dulces o galletas, o cepille sus dientes poco después de comerlos. Sin embargo, los alimentos como frutas y verduras frescas aumentan el flujo de saliva, y ayudar a eliminar las partículas de alimentos.