Consejos para eliminar la placa dental

La placa dental es una sustancia que se adhiere a los dientes tras las comidas y el uso habitual que se le da a las piezas dentales. Esta sustancia está hecha de los restos de comida y bacterias que permanecen en la cavidad oral tras la alimentación. El principal problema de la placa bacteriana es que puede causar caries dental o, incluso, enfermedad periodontal. Por este motivo, retirar toda la placa dental, de forma óptima, es fundamental para evitar problemas de salud bucodental.

Deshacerse de la placa dental

Para eliminar la placa dental de la mejor forma posible habrá que realizar una correcta técnica de higiene oral a diario. Obviamente, no solamente se trata de cepillarse los dientes. La realidad es que es necesario llevar una rutina de limpieza dental muy exhaustiva.

Además hay que tener en cuenta que la placa dental es invisible, es decir, no es posible saber dónde están alojadas las bacterias que campan a sus anchas en la cavidad oral. Por lo que el cepillado dental suele hacerse a ciegas. En el mercado existen unas pastillas reveladoras de placa que pueden ser muy útiles para el cepillado en edad infantil. Aunque también son recomendables para comprobar que los adultos están utilizando una correcta técnica de cepillado. Estas pastillas muestran los restos de placa bacteriana que no se han eliminado tras la higiene dental, tiñéndolos de un color potente. Se trata de una buena ayuda para realizar un cepillado dental óptimo.

¿Cómo eliminar la placa dental?

Ye hemos dicho que lo primero y principal es la correcta higiene bucodental. Para ello habrá que seguir las técnicas adecuadas y hacerlo tantas veces como el dentista nos indique. Por norma general las rutinas de limpieza dental deben llevarse a cabo un mínimo de dos veces diarias y un máximo de tres. Cepillar los dientes de forma compulsiva no es recomendable porque puede dañar el esmalte.

Pasos a seguir para acabar con la placa bacteriana

– Lo primero y más importante es el cepillado de dientes. Habrá que utilizar un cepillo de cerdas suaves y realizar movimientos circulares para remover todas las bacterias que se alojan en la boca. La técnica de cepillado es fundamental para que la placa dental desaparezca del todo. Una pasta fluorada ayudará a prevenir contra la aparición de caries.

– El uso del hilo dental es primordial. Hay que tener en cuenta que existen lugares a los que el cepillo de dientes no es capaz de acceder de forma óptima. El hilo dental es perfecto para eliminar la placa de entre los dientes y bajo la línea de las encías. Habrá que utilizarlo una vez al día.

– Limpiar la lengua es algo que se suele olvidar a la hora de llevar a cabo la rutina de higiene dental. Pero es muy importante que se cepille también la lengua, ya que en ella se alojan muchísimas bacterias a lo largo del día. Un limpiador lingual es el accesorio adecuado para ello, pero también puede realizarse con el propio cepillo de dientes, teniendo sumo cuidado.

– Los enjuagues bucales o colutorios son el paso final. No eliminan la placa en sí, pero ofrecen protección a las piezas dentales y aportan muchísimo frescor. Su uso tras la rutina dental nocturna es la mejor opción.

– Por último, la limpieza dental profesional es importantísima para eliminar los restos de placa dental que no hemos podía retirar mediante el cepillado de dientes y, además, es necesaria para acabar con el sarro que se ha formado en las piezas dentales. El dentista recomendará la periodicidad de este tipo de higiene dental profesional.