Consejos para curar el mal aliento

¿Has notado alguna vez que al hablar con algún amigo, con algún compañero de trabajo o con tu pareja, éstos deciden alejarse de ti un poquito? ¿Te han comentado alguna vez que, al hablar, sale un olor desagradable de tu cavidad bucal? Eso es, tienes mal aliento e, independientemente de problemas gástricos posibles o no, el mal aliento es motivo de vergüenza para todo aquel que lo sufre.

Y es que los hay que sufren de tan mal aliento que ni caramelos o chicles pueden solucionarlo. E incluso, hay personas que sufren de mal aliento pese a tener una buena higiene bucodental. ¿Qué hacer entonces? La batalla no está perdida. Afortunadamente existen trucos y consejos que te ayudarán, consejos para curar el mal aliento y no tener miedo a hablar cerca de alguien.

Cómo curar el mal aliento

Aparte de no bajar la guardia con la higiene dental y realizarla correctamente tres veces al día, evita alimentos que producen halitosis. Éstos son el ajo, la cebolla, las especias picantes, las guindillas e incluso el consumo de fritos. Sí, el consumo de por ejemplo ajo y cebolla es beneficioso, no lo apartes de tu dieta pero modera considerablemente tu consumo si de verdad quiere mejorar el olor de tu aliento. El uso de raspadores de lengua para eliminar la placa bacteriana y las bacterias que se acumulan en la capa superficial de la lengua, son muy efectivos para disminuir la halitosis y, por tanto, altamente recomendables.

Otro consejo para curar el mal aliento es evitar el consumo masivo de alcohol, zumos cítricos o bebidas ácidas. Todos estos productos provocan un fuerte impacto en tu boca y pueden afear el olor que sale de ella. Por descontado, el tabaco es otro de los factores que inciden más a la hora de tener mal aliento. Está comprobado que existe gente que ha curado el malo aliento al dejar de fumar.

Favorecer la salivación mediante el consumo de chicles sin azúcar, moderar el de alimentos secos y fortalecer el consumo de agua también ayuda a curar el mal aliento. Y es que cabe recordar que la halitosis está producida por el aumento de bacterias en nuestra boca y, por ejemplo, comer fruta entre horas con todas las propiedades que están tienen es otro consejo para curar el mal aliento y, de paso, fomentar una alimentación más sana y equilibrada.

Pero, sin duda, si algo tienes que tener en cuenta es acudir al odontólogo para limpiar el sarro y la placa bacteriana que, seguro, son los causantes que con mayor frecuencia provocan el mal aliento, acompañado de colutorios para enjuagarse existentes y específicos para el mal aliento. No te olvides, si tu problema se agrava o se alarga, consulta con tu especialista. Y es que hay que descartar que la causa sea del aparato digestivo por lo que si es necesario hay que acudir al especialista, en este caso al digestólogo. Éste te aconsejará acerca de qué otros remedios contra el mal aliento pueden ayudarte, e incluso qué medicinas. Recuerda lo más importante, nunca dejes de consultar a tu médico, quizás padezcas algún problema estomacal y el mal aliento solo sea un aviso.