Consejos para combatir el bruxismo

¿Qué es el bruxismo? Se trata de una enfermedad bucodental que no está totalmente determinada hoy en día, no existe una causa clara que explique el motivo por el que los seres humanos la padecen.

El bruxismo provoca que la persona apriete mucho los dientes, demasiado, sobre todo de manera inconsciente (como cuando dormimos), aunque también hay casos en los que se aprieta de forma consciente, por ejemplo, mientras va caminando o mientras realiza sus actividades diarias. Este tipo de bruxismo consciente es mucho más agresivo.

Sea como fuere, esto puede provocar daños en nuestras piezas dentales y en nuestra mandíbula. Por eso mismo, en este texto vamos a ver unos consejos para combatir el bruxismo.

Cómo luchar contra el bruxismo

En primer lugar, evita el estrés.
Diversos estudios han demostrado que el estrés puede ser una de las causas por las que apretamos demasiado los dientes, sobre todo durante el periodo nocturno, cuando más relajados deberíamos estar, pero el estrés consigue que inconscientemente cerremos muestras mandíbulas y comprimamos con vigor. La gente estresada tiene más posibilidades de padecer bruxismo, tanto consciente como inconscientemente.

En segundo lugar, masajea la zona de mandíbula.
Masajear tu mandíbula, hacer ejercicios con ella, sacar la lengua y relajar la zona pueden ser actividades que, aunque parezcan simples y tontas, ayuden a combatir el bruxismo. Existen ejercicios comunes que se pueden llevar a cabo, todos ellos con la finalidad de que nuestra mandíbula esté más relajada y no se contraiga tanto.

En tercer lugar, una ortodoncia puede ser adecuada.
Muchas personas padecen de bruxismo por tener oclusión dental. ¿A qué nos referimos? Pues a tener los dientes mal colocados, por lo que es aconsejable que hables con tu odontólogo, es muy probable que él o ella te recomiende ponerte una ortodoncia, para colocar los dientes bien y que así el bruxismo remita o, al menos, no sea tan habitual como antes.

En cuarto lugar, férula de descarga.
Hablamos de una placa dental, llamada férula de descarga o placa de descarga, que se utiliza para evitar que el peso de la mandíbula caiga sobre los dientes cuando el bruxismo hace acto de aparición. Esta placa de descarga es transparente, apenas se nota, y es completamente removible, de forma que en cualquier momento puedes quitártela o ponértela, sin problemas. Hay que advertir que este elemento no es una solución total, ya que no es capaz de solucionar el problema, pero sí ayuda a que la mandíbula tenga tanta fuerza, de manera que poco a poco puedes ir perdiendo el hábito de apretarla fuertemente.