Consejos para alargar la duración del blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos estéticos más comunes de las clínicas dentales. Con las nuevas técnicas de blanqueamiento de dientes se consiguen unos resultados asombrosos, que prometen rebajar varios tonos la coloración de las piezas dentales. Obviamente, para que este tipo de tratamientos dispongan de una duración mayor hay que seguir algunos consejos y cuidados específicos.

En el caso del blanqueamiento dental, es común que los pacientes que se someten a este tratamiento estético dispongan de muchas dudas sobre si la duración del blanqueamiento es de por vida o, por el contrario, los dientes pueden volver a oscurecerse. La respuesta es que con los cuidados apropiados, la duración es mucho más larga y efectiva. Pero, no se trata de un tratamiento que dure para siempre. Debemos de tener en cuenta que mientras comemos, las bacterias se depositan en nuestras piezas dentales y, si no las cuidamos debidamente, es posible que aparezcan manchas o cambios en la tonalidad de las mismas.

Un blanqueamiento dental más duradero

Si has decidido hacerte un blanqueamiento dental, aquí vamos a ofrecer algunos consejos para que los dientes continúen blancos por más tiempo.

Higiene: lo más importante para que la salud de los dientes sea, siempre, la más apropiada es mantener unas correctas rutinas de higiene dental. Ocurre lo mismo cuando el paciente se ha sometido a un tratamiento de blanqueamiento dental. Es fundamental llevar a cabo una correcta higiene oral diaria. Esto significa que los cuidados que necesitan nuestros dientes en cuanto a limpieza deben ser exhaustivos y controlados.

Es necesario cepillarse los dientes entre 2 y 3 veces al día o un rato después de cada comida. Esto es así porque las comidas que ingerimos disponen de bacterias que se pegan a los dientes generando lo que llamamos placa bacteriana. Esta placa que se forma en nuestras piezas dentales puede dañar el esmalte llegando, incluso, a formar caries que pueden ocasionar otras patologías dentales como la enfermedad periodontal.

La técnica de cepillado debe ser la más adecuada. Si no sabes cómo debes cepillarte los dientes, consulta a tu dentista que te lo explicará encantado. Pero tienes que tener en cuenta que no vale con pasar el cepillo por la boca sin incidir en los dientes de verdad.

Una vez al día es necesario utilizar el hilo dental o los cepillos interproximales para eliminar los restos de comida y placa bacteriana de aquellas zonas a las que el cepillo de dientes es incapaz de acceder.

Y por último, puedes utilizar periódicamente enjuagues bucales ricos en flúor para proteger tus dientes y mantener las bacterias de la cavidad bucal a raya. El odontólogo te dirá cuál es el colutorio más adecuado para ti.

Alimentación: esto es fundamental porque hay alimentos que consumidos en exceso pueden provocar manchas en los dientes. Esto ocurre, por ejemplo, con el café, el vino tinto o el té. Así que estas bebidas es mejor tomarlas con moderación.

El tabaco es un factor de riesgo que produce manchas amarillas en el esmalte dental, por lo que la recomendación de los dentistas es evitar el tabaco totalmente.

Limpieza dental profesional: una vez al año es recomendable acudir a la clínica dental para realizar una limpieza de dientes profesional. Con este tratamiento se eliminará el sarro que nos haya podido generar la placa bacteriana. El sarro adquiere un color amarillento, por lo que nuestros dientes lucirán mucho más blancos tras la limpieza profesional.

Ayuda de la clínica dental

Tras la realización del blanqueamiento dental en la clínica, con luz fría y peróxido de hidrógeno, al paciente se le toman medidas para fabricar unas férulas en las que poder colocar el mismo gel blanqueador de peróxido a concentraciones más pequeñas, para que el paciente pueda realizar un mantenimiento óptimo desde casa.

Una vez al año, tras la rutina de limpieza dental profesional, en la clínica dental, se le suministrará al paciente unas cánulas con este gel para aplicarlo en las férulas a medida que se le entregaron en su momento y que le servirán para siempre.

Estos son, básicamente, los principales consejos para conseguir que el blanqueamiento dental sea más duradero. Aunque en la clínica dental te explicarán los distintos tipos de blanqueamientos dentales que puedes hacerte y allí mismo te dirán cuál de todos es el que aporta una mayor duración.