Consejos fundamentales tras la exodoncia

La exodoncia o extracción de una pieza dental es uno de los tratamientos más habituales en la consulta del odontólogo. Son varias las indicaciones que recomiendan realizar una exodoncia para solventar diversos problemas en la cavidad oral. Es muy común que se tenga que extraer una muela para dejar espacio a las incipientes muelas del juicio. Además, si se está llevando a cabo un tratamiento con ortodoncia es muy probable que este requiera de una exodoncia para permitir la colocación correcta de las piezas dentales. Otra posibilidad es que la muela a extraer esté enferma y dañada y su recuperación mediante otro tratamiento sea inviable. En estos casos, es habitual que el dentista recomiende la exodoncia.

No obstante, lo más adecuado es visitar la consulta del odontólogo, pues siempre será el quien recomiende cada tratamiento a ejecutar. Y siempre lo hará en función de las particularidades de cada paciente. Si finalmente, el odontólogo decide que se debe practicar una extracción, habrá que seguir algunos cuidados básicos tras la intervención.

Hay que tener en cuenta que las exodoncias no son procesos dolorosos ni que suelan comportar demasiadas complicaciones, pero es muy positivo seguir unos cuidados idóneos que garanticen la pronta recuperación del paciente. Para ello, el dentista informará de lo que se debe de realizar tras la extracción de la pieza dental. Además, estos cuidados son muy simples y fáciles de seguir.

Cuidados tras la exodoncia

Habitualmente, la zona afectada por la extracción de la muela suele sanar de forma rápida, por lo que no es necesario seguir estos consejos durante un largo periodo de tiempo, pero sí que es importante llevarlos a cabo lo primeros días de recuperación.

  1. El odontólogo colocará una gasa estéril en el hueco que ha dejado la pieza dental. Esto se hace para evitar las posibles hemorragias. Es posible que, tras la exodoncia, la zona tratada siga sangrando durante el primer día, por lo que es muy importante cambiar la gasa habitualmente para que siempre esté limpia y esterilizada.
  2. Otro consejo fundamental que sirve para evitar la inflamación de la zona es utilizar hielo. Este debe de aplicarse en la mejilla (nunca en el interior de la cavidad oral). De esta forma se conseguirá reducir considerablemente la hinchazón que puede ocasionar la extracción de una muela.
  3. No se deben de hacer movimientos bruscos tras la intervención. Así que descansar el primer día es primordial, y durante los días siguientes se recomienda evitar esfuerzos o deportes de elevada intensidad.
  4. En cuanto a la alimentación tras la exodoncia se recomienda llevar una dieta blanda y evitar las bebidas calientes. Obviamente, es necesario no masticar con la zona que ha sido tratada.
  5. Evitar el tabaco y el albohol es muy importante durante los primeros días tras la extracción de una pieza dental. Esto disminuirá el riesgo a padecer posibles infecciones.
  6. Por último, es muy importante seguir con las correctas rutinas de higiene bucodental. Para ello, se debe de mantener la gasa en su lugar. Esto evitará que se produzcan daños con el cepillado. Como paso final de la limpieza dental es muy adecuado realizar enjuagues con un colutorio de clorhexidina, ya que se trata de un antiséptico perfecto para evitar posibles infecciones en la zona.