Consejos dentales para embarazadas

Durante el embarazo hay que prestar especial atención a la salud bucodental. En los meses de gestación se dan algunas circunstancias que no benefician precisamente a la correcta salud de las piezas dentales. Vamos a ofrecer algunos consejos dentales para embarazadas. De esta forma podrán llevar un embarazo sano y placentero.

Algunos consejos para embarazadas

Los cambios hormonales que se producen durante la gestación hacen que la encía responda de forma inusual hacia la placa bacteriana. Esto significa que el riesgo a padecer gingivitis durante el embarazo es mucho más elevado que en situaciones normales. La gingivitis es un tipo de enfermedad periodontal que afecta directamente a la salud de las encías. Esta patología está ocasionada por la formación y no eliminación de la placa bacteriana en el borde de las encías y en los dientes.

La gingivitis suele presentar algunos síntomas muy concretos, como hinchazón de las encías, sangrado y mal aliento. Ante cualquiera de estos síntomas, sobre todo si estás embarazada. Debes acudir de inmediato a tu dentista de confianza. Él sabrá establecer un diagnóstico serio y podrá recomendarte el tratamiento más apropiado. Esto es fundamental, porque si no se trata la gingivitis es posible que acabe derivando en una enfermedad periodontal más grave que puede llegar, incluso, a provocar la pérdida del hueso alveolar.

Por los riesgos que surgen durante el embarazo a padecer gingivitis es muy recomendable acudir al dentista para realizar una limpieza dental profesional, sobre todo, durante el segundo trimestre. Este es el momento más adecuado de hacerlo porque el cuerpo de la madre se está asentando y habituando a los cambios producidos por la gestación. En este trimestre desaparecen las náuseas y los daños provocados en los dientes a causa de los vómitos se minimizan.

Por otra parte, durante los primeros meses de embarazo, las náuseas y los vómitos son bastante frecuentes en las embarazadas. Estos fluidos pueden erosionar el esmalte aumentando el riesgo a padecer caries. Por lo tanto prestar atención a la higiene dental durante el embarazo es una tarea primordial.

Cuidado dental durante el embarazo

– En primer lugar es muy importante visitar al dentista cada tres meses durante el periodo de gestación. En el momento en que descubras la buena nueva, debes ponerte en contacto con tu odontólogo para que inicie un seguimiento de tu salud dental durante los meses que va a durar la gestación. El profesional sabrá explicarte los riesgos y las pautas que debes seguir para que tus dientes continúen sanos y fuertes durante todo el embarazo.

– Intenta llevar una alimentación equilibrada. Además, debes evitar el exceso de bebidas azucaradas y cítricas. Con esto conseguirás poner freno a la aparición de caries dentales.

Cepíllate los dientes, por lo menos, dos veces al día. El cepillado lo debes llevar a cabo por la mañana, al levantarte, y por la noche, justo antes de acostarte. Nunca te laves los dientes nada más terminar de comer. Si lo hicieras estarías moviendo los ácidos que se generan en la saliva durante las comidas y esto no favorece la salud dental. Debes esperar media hora para cepillarte los dientes tras las comidas.

– Realiza una correcta técnica de cepillado con movimientos circulares y copando todos los cuadrantes de la boca.

– Utiliza una pasta fluorada para favorecer la prevención de las caries dentales. Con una pequeña cantidad de pasta de dientes será suficiente para llevar a cabo un cepillado óptimo.

– Una vez al día utiliza hilo dental y cepillos interproximales para eliminar los restos de comida y placa bacteriana que se han acumulado en los lugares de difícil acceso para el cepillo convencional.

– Por la noche realiza enjuagues con un colutorio apropiado para ti. Tu dentista te indicará cuál es el que necesitas.