¿Cómo tener los dientes más blancos en un día?

¿Sus dientes ya no son tan blancos como hace un tiempo? Esto le puede suceder a cualquiera de nosotros. La buena noticia es que usted no tiene que vivir con una sonrisa que ya no tiene ese color que usted le gustaría. El blanqueamiento dental puede restaurar en sus dientes el color y el brillo anterior.

A medida que envejecemos, la capa externa de esmalte de nuestros dientes se desgasta, finalmente revelar el tejido más oscuro debajo, en el centro del diente alrededor de los nervios y los vasos sanguíneos. Nuestros dientes también pueden decolorarse por fumar, por tomar café, té y vino, e incluso por tomar ciertos medicamentos cuando era un niño, como la tetraciclina.

Casi todo el mundo quiere dientes más blancos, es una de las principales preocupaciones estéticas de los pacientes en la clínica dental.

El blanqueamiento dental aclara los dientes y ayuda a eliminar las manchas y la decoloración. El blanqueamiento es uno de los procedimientos dentales cosméticos más populares, ya que puede mejorar en gran medida la apariencia de sus dientes. La mayoría de los dentistas realizan el blanqueamiento dental.

La capa exterior de un diente se llama el esmalte. El color de los dientes naturales se crea por la reflexión y dispersión de la luz en el esmalte, combinada con el color de la dentina debajo de ella. Sus genes afectan el espesor y suavidad del esmalte. Esmalte fino que aporta más del color de la dentina para mostrar a través. Tener más suave o más duro esmalte afecta también a la reflexión de la luz y por lo tanto el color.

El blanqueamiento dental se realiza mediante un producto que se llama peroxido de carbamida o peroxido de hidrógeno y su concentración puede variar según sea para un tratamiento en la consulta o para realizarlo en el domicilio del paciente. Eso significa que en realidad cambia el color natural del diente. Los productos para blanquear contienen peróxidos que ayudan a eliminar manchas tanto profundas como superficiales.

El blanqueamiento dental se realiza en la consulta y la visita dura de 30 a 60 minutos. Durante blanqueamiento, el dentista aplica un gel protector a las encías o un protector de goma para proteger los tejidos blandos de la boca. Un agente de blanqueo se aplica luego a los dientes, y una luz especial se utiliza para mejorar la acción del agente blanqueador.

Su dentista también puede proporcionarle un sistema de blanqueamiento dental que se puede utilizar en casa. En el hogar los productos suelen venir en forma de gel que contiene peróxido de carbamida; el gel se coloca en un protector bucal hecho a la medida, creado a partir de un molde de sus dientes. Dependiendo del producto que usted y su dentista elija, se llevara durante el día durante 30 minutos o toda la noche – por lo general un par de semanas. El período de tiempo puede variar desde una semana a un mes, dependiendo de la cantidad de blanqueamiento que necesita.