¿Cómo se hace una limpieza dental? ¿Duele?

La limpieza dental se conoce en términos odontológicos como “profilaxis oral”, aunque algunos dentistas también se refieren a este procedimiento como “raspado y pulido dental”.

Muchas personas temen hacerse limpiezas bucales o dentales porque desconocen cómo se llevan a cabo, de qué manera se realizan. Por esta razón, nosotros vamos a explicar el procedimiento, para que los pacientes conozcan de forma más detallada en qué consiste y así se sometan más tranquilos a la limpieza dental, que es sumamente importante para eliminar algunas manchas, acabar con el sarro de las piezas dentales y deshacerse de la placa bacteriana, por lo que la boca estará mucho más sana y mejor cuidada.

Limpieza dental

Como sabes por experiencia, la limpieza diaria de los dientes te ayuda a prevenir la aparición de caries. Pero esto no es suficiente para mantener los dientes sanos. Quizás te sorprenda saber que la pérdida de dientes en adultos no se debe de, en la mayoría de los casos, a las caries, sino a las enfermedades gingivales. Las encías cubren y protegen el hueso que soporta los dientes. Este hueso es como los fundamentos en los cuales se apoya un edificio: si los fundamentos se debilitan, la construcción puede derrumbarse, aunque, por otro lado, el edificio esté en perfecto estado.

De igual forma, si no se cuidan las encías, el hueso que está debajo puede infectarse y resultar dañado. Si el hueso no es bastante fuerte como para mantener los dientes en su lugar, puedes perderlos incluso aunque no hayas tenido una sola caries en toda tu vida.

Antes, hace unos años, la limpieza dental se realizaba con instrumentos manuales que eran de acero inoxidable. Esa tendencia hoy en día todavía existe, pero se está sustituyendo por la más moderna y avanzada limpieza dental elaborada con instrumentos ultrasónicos.

Mediante estas innovadoras herramientas, el odontólogo realizará una adecuada limpieza dental, de manera más rápida y efectiva, porque las vibraciones de frecuencia que estos elementos transmiten tienen como finalidad eliminar el sarro y la placa bacteriana. Después de esta primera fase, se lleva a cabo la fase de pulido de dientes, en la que el dentista usará una pasta profiláctica adecuada, con la finalidad de pulir toda la pieza dental y así dejarla con un mejor aspecto.

Las sesiones suelen durar media hora y no se efectúa ningún daño en el paciente.

¿Duele una limpieza dental?

Si tu dentista es un gran profesional, experto y sabe manejar bien las herramientas de limpieza de dientes, este procedimiento no duele. Solo en algunos casos aislados, donde la sensibilidad de los dientes sea demasiado alta, se pueden notar molestias. También en casos en los cuales el paciente sufra de una infección periodontal, aunque para ello el dentista procurará tratar antes esta enfermedad.

El miedo a que sea un tratamiento que cause dolor debe ser olvidado, ya que con las técnicas y herramientas más innovadoras, como hemos comentado, es un procedimiento rápido y muy efectivo, que ayudará a tu boca a estar más sana y a tus dientes a estar en mejores condiciones.

Has de tener en cuenta que antes de efectuar una limpieza bucal, el odontólogo estudiará tu historial clínico dental, porque se querrá asegurar antes de que no haya problemas que estén relacionados con este tipo de tratamientos, de manera que puedes estar tranquilo en todo momento de que será un procedimiento indoloro para tus piezas dentales.

Se recomienda hacerse una limpieza bucal exhaustiva cada 6 meses si hay enfermedad periodontal. Si no la hay, anualmente. Aunque se mantenga una correcta higiene bucodental hay partes de la boca que no llegamos a limpiar correctamente y es la higienista dental la que ayudará a mantener una buena salud.

Estas limpiezas dentales reportan una serie de beneficios muy importantes para la salud bucodental. Por ejemplo, combatir el mal aliento para que se resientan tus relaciones sociales. Previene enfermedades bucales como caries,gingivitis o periodontitis. Además, te eliminarán el sarro que con el cepillado diario no se acaba de quitar. También es una buena manera de identificar de manera temprana los síntomas del cáncer oral.