Cómo prevenir y tratar la periodontitis

La periodontitis, que también conocemos como enfermedad periodontal, es una de las afecciones de nuestra boca que más causa que todas piezas dentales se caigan, que las perdamos de manera irremediable. Por eso es vital prevenirla antes de que alcance cotas destructivas en nuestra salud bucodental.

¿Cómo se puede prevenir la periodontitis?

Para poder prevenir la enfermedad periodontal hay que tener en cuenta algunos factores que te convierten en una persona con más riesgo de tener esta enfermedad, como es el caso de ser adicto al tabaco, usar fármacos determinados, tener diabetes o la propia genética.

-Si tu encía sangra en algún momento, como sucede durante el cepillado de los dientes, no puedes hacer como si nada pasara. No dejes de cepillarte por esa causa. Debes seguir cepillándote los dientes con igual frecuencia, pero también debes acudir al dentista.

-La higiene dental es importantísima, usando el cepillo y el hilo dental, para la correcta prevención de la periodontitis.

-Visitar al odontólogo debe ser algo habitual y regular, con al menos tres visitas al año.

¿Cómo se trata la periodontitis?

Si la efermedad periodontal ya está en un estado avanzado, pero aún no ha causado las pérdidas de las piezas dentales, se puede tratar para que no vaya a más, aunque no se puede curar de manera definitiva.

Los tratamientos que se conocen en la actualidad no pueden acabar con la periodontitis, aunque sí pueden frenar su avance, para al menos tratar de que las piezas dentales no se caigan y las podamos mantener el máximo tiempo posible.

Una vez el odontólogo evalúe cómo está tu situación bucodental, lo primero es iniciar un eficaz control que tiene como finalidad el acabar con los factores más graves, como es el caso de las infecciones de los dientes, el sarro acumulado y otras enfermedades derivadas de estos factores.

El sarro, o tártaro dental, se debe eliminar mediante una tartrectomía o bien mediante el raspado y el alisado, dependiendo del tipo de sarro que tenga el paciente.

Las bacterias se van eliminando mediante la realización de cultivos específicos microbiológicos. Para ello se aplica un tratamiento que consiste en colutorios y enjuagues bucales, aunque también se pueden aplicar medicaciones antibióticas.

Si la periodontitis es muy grave, en algunas ocasiones se efectuarán gingivectomía y osteoplastia, que son intervenciones quirúrgicas para restablecer los tejidos dentales. También se reconstruirán las piezas dentales que se hubieran perdido.