Cómo prevenir las caries del biberón en tu bebé

La primera dentición infantil es tan importante como los dientes definitivos. De estos dientes de leche dependerá que la salud bucodental de los niños sea la más correcta y adecuada. Por ello, resulta extremadamente importante cuidar la cavidad oral de los más pequeños. En este sentido, las caries del biberón pueden afectar al correcto desarrollo de los dientes de los bebés.

Las caries del biberón o también llamadas caries de la edad temprana suelen aparecer por diversos motivos. Pero, el más importante es la falta de higiene dental en los más pequeños. El consumo de bebidas azucaradas y algunos hábitos poco saludables favorecen su aparición.

La primera visita al dentista es fundamental para que el odontopediatra marque unas pautas a los padres, que tendrán que seguir para garantizar la correcta salud bucodental de los niños. Por ello, es importante pautar una visita a la clínica dental cuando al bebé comienzan a salirle los primeros dientes de leche. De esta forma, el profesional contará con una amplia historia clínica de la dentición infantil y podrá comprobar el desarrollo de los dientes de leche. Además, será mucho más sencillo marcar las pautas para que se eviten las caries del biberón.

Evitar las caries del biberón

Son muchas las causas que pueden favorecer la aparición de las caries del biberón en los más pequeños. Y es importante saber que estas caries, pese a surjan en los dientes de leche pueden provocar dolor, problemas en la masticación y marcar la salud oral en el futuro. Por ello, hay que prevenirlas, teniendo en cuenta numerosos factores.

  1. Hábitos alimenticios

Durante la primera infancia lo más recomendable es la lactancia materna o el uso de leche en polvo, adecuada para los bebés. Evitar introducir en el biberón bebidas azucaradas puede garantizar una correcta salud dental infantil.

Por otra parte, es necesario evitar que el bebé se quede dormido mientras se toma su comida en el biberón. En el caso de que el pequeño duerma con el biberón en la boca, lo más saludable es que esté lleno de agua.

  1. El uso del chupete

En cuanto al uso del chupete, es importante que este sea el más correcto para prevenir las caries del biberón. El chupete debe de estar completamente limpio e higienizado para que las bacterias no pasen a la boca de los bebés. También hay que evitar mojarlo en alimentos dulces, como la miel.

  1. Lavar los dientes del bebé

Comenzar con los hábitos de higiene oral de forma temprana ayudará a prevenir las caries del biberón. Antes de que salgan los primeros dientes se deben lavar las encías del bebé con una toallita húmeda. Para ello, los padres pueden enrollar la toallita en su dedo y frotar suavemente las encías.

Cuando ya aparecen los primeros dientes de leche el uso del cepillo dental infantil es esencial. Cepillar los dientes del niño, de forma suave, tras las comidas, es muy importante. El uso de pasta dental fluorada suele recomendarse a partir de los 3 años de edad, aproximadamente. Pero la cantidad de dentífrico debe de ser mínima para evitar que los pequeños puedan padecer fluorosis. Además, esta pasta de dientes debe de estar diseñada específicamente para ser usada por niños.

  1. Evitar el biberón

Cuando el bebé crezca, más o menos cuando tenga un año de vida, es importante eliminar el biberón y cambiarlo por vasitos infantiles. Así, los alimentos permanecerán mucho menos tiempo en la boca y las caries del biberón pueden evitarse de mejor manera.

A todos estos consejos hay que sumar la importancia de visitar la clínica dental. El odontopediatra es un profesional particularmente preparado para tratar a los bebés y niños pequeños, garantizando un correcto desarrollo de sus piezas dentales.