Cómo prevenir la gingivitis

Mucha gente sufre de gingivitis, la tan famosa inflamación y sangrado de las encías. Aunque mucha gente desconoce que la padece, esta enfermedad bucodental puede avanzar y provocar nuestra pérdida de piezas dentales. Cómo prevenir la gingivitis es crucial.

Consejos para prevenir la gingivitis

Es una de las enfermedades bacterianas que más se padecen en la cavidad bucal. La siempre molesta e incómoda gingivitis provoca una inflamación y el sangrado de las encías. Y entre sus causas, la mayoría de las ocasiones se trata a causa de los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes y que, debido a una mala y/o incompleta limpieza, no terminan de expulsarse. También la infección por algún tipo de virus o por ejemplo, el crecimiento de las muelas del juicio con la consiguiente concavidad provoca que la bacteria que la produce campe a sus anchas.

Cómo prevenir la gingivitis en nuestra boca debe ser una prioridad a la hora de tener una buena salud bucodental. Tener gingivitis puede provocar una molesta incomodidad y también un nunca deseable sangrado de las encías, sobre todo al proceder al cepillo de los dientes. Y es que, hay varias maneras de cómo prevenir la gingivitis y la principal es precisamente esta, realizar un correcto y diario cepillado de los dientes. Proceder al cepillo dental tres veces al día ayuda a prevenir la acumulación de placa y, por tanto, la aparición de gingivitis. Un tratamiento precoz contra este problema ayuda a que no se extienda ya que el no tratamiento de la gingivitis está relacionado directamente con la pérdida de las piezas dentales.

Otra manera de cómo prevenir la gingivitis es la utilización de correctos cepillos dentales. El uso de cepillos de dientes blandos, así como de hilo dental es imprescindible para no colaborar a la aparición de esta enfermedad. Cambiar los cepillos cada tres meses es otro factor a tener en cuenta. Como también lo es reducir el consumo de alcohol y de tabaco y una buena y equilibrada alimentación que ayude también a fortalecer nuestra mandíbula.

Muchas veces es necesario la visita a un especialista, en concreto el Periodoncista, el cual detectara si hay un problema en las encías y planificara el tratamiento más adecuado determinando si es imprescindible realizar un tratamiento periodontal que evite una pérdida de soporte que ocasionaría la pérdida de las piezas dentarías.