Cómo mantener y cuidar las dentaduras postizas

En muchas ocasiones, los pacientes odontológicos, sobre todo las personas mayores, deben recurrir a dentaduras postizas o prótesis dentales removibles para solucionar algunos problemas estéticos y funcionales de su cavidad bucal. Hoy en día es muy común el uso de prótesis fijas, pero hay personas que, por su avanzada edad, o por otros motivos terminan recurriendo a las dentaduras postizas para solventar este tipo de problemas.

Mantenimiento y cuidado de dentaduras postizas

Este tipo de prótesis están elaboradas a partir de resinas acrílicas y se diseñan a medida, en función de las características fisiológicas de cada persona, por este motivo, suelen adaptarse muy bien a la boca. No obstante, es necesario que durante las primeras semanas de uso, en las que se produce la adaptación total, el paciente tome una serie de precauciones y visite al dentista con asiduidad para realizar los ajustes oportunos en su dentadura postiza.

Actualmente, disponemos de dentaduras que pueden colocarse nada más realizar el proceso de extracción de las piezas dentales necesarias. Pero es muy importante saber que la encía debe cicatrizar correctamente, por ello es posible que la dentadura postiza requiera de algunos ajustes tras unas semanas de uso. Este periodo de adaptación es común a todos los tipos de prótesis dentales.

Precauciones ante la colocación de dentaduras postizas

– Durante los primeros días de uso, es necesario que el paciente limite la ingesta de alimentos a comidas blandas que no requieran de grandes esfuerzos de masticación. Además, es muy importante evitar el consumo de alimentos muy pegajosos.

– Si la dentadura postiza se ha aflojado, es posible que se deba recurrir a adhesivos especiales para fijarla a las encías. De esta forma se estará evitando la aparición de rozaduras por la fricción de la prótesis, si no se encuentra perfectamente ajustada.

– Si las encías han cambiado, debido a la reabsorción ósea es posible que la dentadura no quede perfectamente fijada. Por este motivo, es esencial visitar al dentista y ajustarla óptimamente.

Limpieza de la dentadura postiza

Es muy importante seguir unas correctas técnicas de higiene de las prótesis dentales. Para ello, es necesario limpiar la dentadura postiza tras cada comida o, como mínimo, una vez cada día.

Para la limpieza de la pieza es necesario utilizar un cepillo específico con las cerdas suaves y resistentes. Con este instrumento habrá que limpiar todas las piezas dentales que forman la dentadura postiza. De esta forma se está evitando que las bacterias queden pegadas a la prótesis.

Para limpiar las zonas de difícil acceso es necesario sumergir la prótesis dental en una solución limpiadora específica para este tipo de dentaduras. La noche es el mejor momento para hacer esto, ya que no se recomienda dormir con las dentaduras postizas.

Además de esto es muy importante llevar una buena higiene bucal para evitar infecciones y posibles enfermedades de las encías. Para esto, con un cepillo específico, es necesario cepillar correctamente las encías, el paladar y la lengua. Así se estarán eliminando bacterias y residuos que puedan quedar en la cavidad oral tras las comidas.