Cómo debe ser la oclusión correcta de tu boca

La oclusión correcta o ideal se establece a partir de la relación funcional existente entre todas las piezas que componen el sistema de masticación. Es decir, los dientes, las encías, el sistema neuromuscular, las articulaciones de la mandíbula y los huesos de la zona. Para que la oclusión sea la más correcta, esta debe llevara a cabo todas las funciones fisiológicas que se le atribuyen.

La oclusión correcta

Para una oclusión correcta observaremos como las piezas dentales de la arcada superior se superponen ligeramente sobre los dientes de la arcada inferior. De esta forma, los bordes dentales de las piezas inferiores tocan las piezas de arriba (parte posterior) estando ocultos en la zona anterior de la cavidad bucal. Las vistas laterales de todas las piezas dentales son las más adecuadas para comprobar si la oclusión que se está ejecutando es la más correcta. En cuanto a las arcadas, estas deben contener las piezas dentales bien alineadas, sin que existan dientas apiñados que dificulten la normooclusión.

Oclusión incorrecta o maloclusión

Todo tipo de irregularidades que esté impidiendo una correcta función oclusal será llamada maloclusión. Por este motivo, los dientes mal colocados estarán impidiendo la correcta relación funcional del sistema masticatorio. Por ende, el apiñamiento de dientes o los espacios grandes entre piezas dentales, imposibilitarán una correcta oclusión de las arcadas dentarias. Esto es así, porque estas disfunciones estarán alterando significativamente la masticación adecuada.

Por otra parte, una diferencia muy prominente en cuanto a la distancia entre los incisivos superiores e inferiores de forma lateral o anterior provoca problemas en la oclusión del paciente. Por lo que es necesario que se comience un tratamiento adecuado que consiga solucionar positivamente el problema de masticación.

Obviamente, cualquier problema dental puede conllevar una maloclusión que hay que corregir para evitar que la masticación no  se esté llevando a cabo de la forma más correcta. Lo adecuado en estos casos es solicitar consejo al dentista que será quien evalué el caso minuciosamente y ofrezca las posibilidades de tratamiento que se pueden emprender.

El odontólogo, probablemente recomiende un tratamiento con ortodoncia para conseguir una oclusión dental correcta. En estos casos, se indicarán las opciones de tratamientos ortodóncicos que pueden ser útiles para eliminar la maloclusión de la boca.

Además, las visitas rutinarias al dentista son de vital importancia para que se puedan detectar todas las patologías responsables de que no se esté ejecutando una correcta relación funcional entre todas las piezas del sistema masticatorio. Para evitar estos problemas lo ideal es visitar a nuestro dentista, que nos ofrecerá las soluciones más apropiadas en cada caso particular.