¿Cómo cuidar los dientes de mi bebé?

Por norma general, los primeros dientes de los niños comienzan a aparecer a partir de los 6 meses de edad. Es muy importante crear unas rutinas de limpieza dental en los niños desde bien pequeñitos para que vayan incorporándolas a su vida diaria y las vean como normales. La dieta y la higiene bucal son fundamentales para evitar los problemas dentales infantiles que, pueden ser muy molestos para los niños.

Cómo limpiar los dientes de mi bebé

A la hora de llevar a cabo una correcta higiene dental en los niños más pequeños, es necesario seguir unas pautas que irán cambiando en función de la edad y las necesidades de los niños.

– Bebé de 0 á 12 meses de edad: antes de que el bebé tenga dientes deben limpiarse las encías de nuestro hijo, tras cada comida, utilizando una pequeña gasa estéril. Debemos mojar la gasita en agua y limpiar cualquier resto de comida que haya quedado en las encías del bebé, friccionando la gasa suavemente contra la encía. Las bacterias no pueden dañar a los dientes antes de que estos salgan al exterior, pero es buen o generar un hábito temprano y prevenir antes de la existencia de la dentadura.

– Niños de 1 á 3 años de edad: a partir del añito, ya se pueden utilizar los cepillos dentales infantiles. Estos cepillos específicos para niños suelen disponer de unas cerdas muy suaves para no dañar las encías y los dientes infantiles. Normalmente tienen una cabeza redonda y pequeñita que permite el acceso a todas las piezas dentales. En esta etapa es importante cepillar los dientes dos veces al día, creando, así, el hábito de limpieza bucal en el niño. Todavía no es conveniente el uso de pasta dental fluorada para evitar la fluorosis.

– Niños de 3 á 6 años de edad: los niños ya deben tener creado un hábito de higiene dental y deben llevarlo a cabo de la mejor manera posible. A partir de los 3 añitos, los niños ya se cepillan los dientes ellos solos con total autonomía y ya pueden incluir en su rutina de limpieza la pasta dental fluorada infantil. Esta pasta de dientes contiene muy poquita cantidad de flúor por lo que no resulta dañina para los niños. Es fundamental que los niños realicen su cepillado dental durante 2 minutos, unas dos veces al día.

– Niños de 6 años de edad: a partir de los 6 años los niños ya pueden empezar a utilizar la pasta de dientes con mayor contenido en flúor. Además, comenzarán a salir los dientes definitivos y deberá de prestar mucha más atención a las rutinas de higiene dental.

Pautas para cuidar los dientes del bebé

No sólo la correcta limpieza de los dientes y las encías es fundamental para garantizar la salud bucodental de los más pequeños. Hay que seguir una serie de consejos para que los niños dispongan de una buena salud dental.

– Prestar atención a la dieta del bebé: los dientes que salen por primera vez a los bebés son dientes de leche, que posteriormente perderán para dar paso a la dentadura definitiva. Pero, estos dientes marcarán el camino de la salud dental de nuestro hijo, por lo tanto hay que cuidarlos de la mejor manera posible. Las caries del biberón suelen estar provocadas por el abuso de alimentos muy azucarados. La solución es conseguir que los niños mantengan una diete equilibrada, evitando mojar los chupetes en miel o azúcar. Esto es un error muy común que hace que los niños se duerman manteniendo un contacto directo con el dulce durante bastante tiempo.

– Hay que intentar retirar el uso de chupetes y biberones antes de que el niño tenga 2 años de edad. Con esto estaremos previniendo la deformación de la dentadura.

Visitar a odontopediatra desde que el niño tiene un añito: si la primera visita la hacemos de manera temprana, estaremos acostumbrando al bebé a las visitas a la clínica dental. Con esto evitaremos futuros miedos. Además, el odontólogo podrá crear unas pautas de prevención de caries que enseñará a los padres para que puedan llevar a cabo en casa.