¿Cómo aliviar el dolor de la muela del juicio?

Las muelas cordales, más conocidas como muelas del juicio, son el tercer molar de los seres humanos. Cuando aparecen en nuestra boca (acontecimiento que tiene lugar tras la adolescencia, entre los 17 y los 22 años, incluso hasta los 25 años en algunos casos) suelen producir mucho dolor, sobre todo en ciertas personas. Por eso mismo, nosotros queremos darte una serie de consejos sobre cómo aliviar ligeramente ese dolor tan intenso que provocan.

Aliviar el dolor de la muela del juicio

Higiene dental óptima:

El primer consejo es que mantengas una higiene dental muy correcta, con limpieza de dientes tres o cuatro veces al día, realizando un óptimo cepillado dental en todas las zonas. El control debe ser total en la limpieza de tus piezas dentales, puesto que todos los días deben ser cepilladas al menos en tres ocasiones.

Antiinflamatorios:

Los antiinflamatorios pueden ser una solución muy eficaz para aliviar el dolor de la muela del juicio, sobre todo algunos como el Ibuprofeno. No hace falta receta para ello, aunque recomendamos que leas el prospecto antes de tomarlo. Normalmente cada pastilla se toma cada 8 horas. Además hay que tener en cuenta una medicación específica, llamada corticoides, que es una variedad concreta de los esteroides. En este caso se trata de unas hormonas que se encargan de reducir las inflamaciones. Todas las dosis las ha de pautar el odontólogo, puesto que antes de tomar una medicación determinada hay que saber si se tiene alguna alergia.

Analgésicos:

De forma similar a los antiinflamatorios, los analgésicos son una fuente constante de alivio del dolor de la muela del juicio, por lo que si ves que no puedes soportar el intenso pinchazo que producen en tu boca, es adecuado que compres algún tipo de analgésico que contribuya a hacer más pasables los días que estés con esas molestias. Tampoco hace falta receta para ello, aunque de nuevo sería aconsejable que leyeras el prospecto y que consultaras con tu farmacéutico o con tu dentista.

El frío y el calor:

Algunas personas se sienten mejor, con menos dolor, tras aplicar efectos de frío o de calor en la zona exterior de la boca donde se produce el dolor de las muelas del juicio. Nunca, repetimos, nunca lo hagas aplicando el frío o el calor directamente sobre la muela cordal. Además, tampoco es recomendable que el tiempo que tengas la bolsa de frío o de calor puesta exceda de un cuarto de hora.