Cómo actuar frente a las urgencias odontológicas

En esta ocasión hablamos de emergencias odontológicas, es decir, problemas que suceden en la boca y los dientes que son necesarios resolver de manera urgente e inmediata. Son muchas las afecciones dentales que pueden considerarse urgentes. Es muy importante tener claro que, ante cualquier situación de emergencia es fundamental acudir a la consulta de nuestro dentista lo antes posible para poder reparar el problema y evitar que la posible lesión empeore.

Urgencias odontológicas

El odontólogo podrá valorar la situación y estudiar el caso para ofrecer la solución más acorde a cualquiera de las urgencias odontológicas posibles. En ningún caso es recomendable la automedicación puesto que debe ser un profesional quien recomiende el medicamento idóneo en cada situación particular. Esto lo hará tras haber valorado y revisado el caso completamente.

Urgencias odontológicas comunes

Pérdida de pieza dental: si se produce la pérdida completa de un diente por cualquier motivo, hay que acudir al dentista a la mayor brevedad. Además, si es posible, debe llevarse el diente que, cogiéndolo por la corona hay que limpiar con agua tibia para eliminar restos de tierra, polvo y bacterias que pudiera haber en él tras el contacto con el suelo. También es necesario limpiar la cavidad bucal de sangre y pequeños trocitos de diente. Esto se hace a través de ligeros enjuagues bucales con agua tibia.

Diente fracturado o astillado: en estos casos, se debe limpiar la zona afectada con agua tibia para, posteriormente, aplicar frío en la zona. De esta manera se intenta evitar la inflamación en la medida de lo posible. Inmediatamente después hay que visitar al odontólogo para que estudie el caso y pueda hacer una reconstrucción de la pieza dental.

Hemorragias bucales: el dentista deberá comprobar la causa y determinar por qué se están produciendo dichas hemorragias. Antes de ir a la clínica dental hay que enjuagar bien la zona afectada y aplicar compresas frías para aliviar la zona.

Infecciones dentales: si existe un dolor muy agudo e inflamación en la boca, es muy posible que se trate de una infección aguda. En estos casos el dentista debe determinar la causa de la infección. Además es fundamental que sea el especialista quien valore las posibilidades de tratamiento. El odontólogo ofrecerá medicamentos apropiados para calmar el dolor, en función de las necesidades del paciente.

Dolor dental: generalmente se sufren dolores de muelas cuando existe una caries o inflamación en el nervio responsable de la pieza dental específica. La visita al dentista es indiscutible en estos casos. Sólo él sabrá cuál es el tratamiento más acertado para eliminar el dolor para siempre. En casa pueden realizarse enjuagues bucales con agua y sal, varias veces al día, para calmar el dolor y las posibles molestias que puedan generarse por esta afección.

Ante cualquiera de estas urgencias odontológicas o cualquier otra, hay que visitar la consulta del dentista. La salud dental es algo muy serio que si no se tiene en cuenta puede desencadenar problemas más graves. El odontólogo siempre ofrecerá su visión profesional y sus recomendaciones ayudarán al paciente a mantener unos dientes firmes y sanos.