Cómo actuar ante una emergencia oral

Las emergencias orales son una de las principales causas de visita a las clínicas dentales. Por norma general suele tratarse de lesiones bucodentales que comportan dolor en la zona afectada y esto afecta a la funcionalidad oral. Cuando hablamos de urgencias odontológicas nos referimos a afecciones que deben tratarse de forma urgente para evitar que el daño ocasionado crezca a nivel bucodental.

Entre las emergencias orales, el traumatismo dental es una de las más vistas por los odontólogos. En estos casos actuar rápido es la clave. Lo más normal es que la clínica dental de confianza cuente con un teléfono para urgencias que es muy útil en estos casos. Hay que tener en cuenta que la pérdida de un diente o la fractura del mismo deben ser tratadas a la mayor rapidez posible.

También es cierto que ante las urgencias en odontología algo fundamental es que el paciente mantenga la calma, en la medida de lo posible. Si hablamos de un traumatismo, que ha ocasionado un fuerte daño, es probable que la sangre y los efectos del mismo asusten mucho, pero habrá que intentar actuar fríamente para facilitar el trabajo del odontólogo. Así que la recomendación principal es lavar con agua tibia la herida. De esta forma se logrará evitar infecciones y será mucho más fácil valorar los daños. En el caso de que haya habido pérdida dental, lo ideal sería recuperar el diente para que el dentista pueda comprobar si es posible volver a colocarlo en su sitio. La pieza dental también hay que lavarla con agua tibia y puede conservarse sumergida en leche hasta que se visita al dentista.

Algunas emergencias orales

Ante cualquier daño en la cavidad oral que pueda considerarse una emergencia odontológica, la principal acción será ponerse en contacto con la clínica dental de inmediato. Al profesional habrá que explicarle debidamente lo que ha ocurrido y el cuadro de síntomas que se presentan.

Además de los traumatismos que comportan pérdida de alguna pieza dental o dientes astillados o fracturados, son otras muchas las emergencias orales que suelen verse en las clínicas dentales. Entre ellas podemos destacar el dolor dental. Es muy habitual que pacientes que no sentían ninguna molestia a nivel bucodental de repente sufran un dolor dental acentuado. Este dolor puede estar ocasionado por infinidad de causas. Lo más común es que se deba a una caries que está afectando al nervio. En la visita a la clínica el dentista ofrecerá las pautas para calmar el dolor y programará una consulta para reparar el problema.

Una infección dental también puede ocasionar dolor de muelas o de dientes de forma aguda. Además, las infecciones suelen ser las causantes de los conocidos flemones (conoce más sobre ellos en este artículo). Obviamente, en estos casos, la visita al odontólogo es imprescindible. El profesional sabrá cómo tratar el problema y ofrecerá la medicación oportuna al paciente.

Como vemos, en el caso de padecer cualquier emergencia oral, lo más importante es visitar al odontólogo de inmediato para que pueda solucionar el problema bucodental de forma urgente.