¿Cómo actuar ante la pérdida de un implante dental por enfermedad periodontal?

De la misma manera que la enfermedad periodontal puede afectar negativamente al hueso alveolar, provocando la pérdida de alguna pieza dental, hay otra patología que se asocia a la pérdida de implantes dentales. Se trata de la periimplantitis, que funciona de forma similar a la periodontitis, pero en pacientes que cuentan con implantes en su cavidad oral.

Los odontólogos advierten por activa y por pasiva que no cuidar debidamente la salud bucal tras la colocación de implantes dentales puede conllevar la pérdida de los mismos por la aparición de enfermedades graves, como la mencionada periimplantitis. Esta patología se caracteriza por una infección inflamatoria ocasionada por las bacterias que se ubican alrededor del implante dental, en la encía. Obviamente, si no se previene y se trata debidamente, es posible que ocasione la pérdida del hueso que está sujetando el implante.

Estudios recientes aseguran que en torno al 28 % de los pacientes que portan implantología dental puede sufrir esta enfermedad. De este porcentaje, es posible que el 12 % de los implantes terminen perdiéndose. En este sentido, la prevención es la clave. Es decir, apostar por seguir las rutinas de higiene dental que recomiende el odontólogo, así como acudir a las revisiones periódicas postimplantológicas es la base para prevenir la aparición de patologías dentales que puedan provocar el incorrecto funcionamiento del tratamiento.

Implantes dentales y periimplantitis

Pese a que la implantología dental es un tratamiento efectivo y seguro en la mayoría de los casos, es posible que surjan complicaciones. Estas suelen aparecer con mayor prevalencia en aquellos pacientes que ya han padecido enfermedad periodontal o que no siguen las rutinas saludables tras el proceso de implantología. Además, no acudir a las revisiones periódicas con el dentista también supone un factor de riesgo para este tipo de enfermedades dentales.

La prevención es la clave para evitar la pérdida de implantes dentales por periimplantitis. Cabe destacar que si un paciente se somete a la colocación de implantes por la pérdida dentaria a causa de una enfermedad periodontal es importante que el odontólogo trate previamente la patología inicial. De esta forma se estará previniendo el desarrollo de enfermedades posteriores.

En este sentido, es importante señalar que las restauraciones dentales deberían de llevarse a cabo en el momento en el que el implantólogo está seguro de que se cumplen las condiciones óptimas de higiene y salud oral para que la colocación del implante no suponga un riesgo.

En el caso de que la periimplantitis ya se haya generado, el diagnóstico precoz es realmente importante. De ahí que sea tan necesaria la revisión periódica en la clínica dental. Además, en estos casos es importante que el odontólogo diseñe un tratamiento temprano para hacer frente a la aparición de la patología. Por norma general, la cirugía suele ser imprescindible cuando se ha detectado periimplantitis.