Cómo actuar ante la aparición de un flemón

El flemón o absceso dental es una de las enfermedades bucales más doloras que existen porque además de afectar a nivel bucodental también es posible que afecte a otras zonas que, a priori, no relacionemos con la boca. Por ejemplo, es común la aparición de fiebre, debida a la infección, o la inflamación de ganglios en el cuello. Este tipo de patologías pueden estar provocadas por diversos motivos diferentes, entre los que destacan las caries dentales no tratadas.

Es muy habitual que una caries dental que no se ha tratado, logrando llegar a la raíz dental, provoque una infección que ocasione el flemón. Este flemón o absceso dental se compone de un depósito de pus en la encía, cerca de la raíz del diente afectado. Además, la enfermedad periodontal o los traumatismos dentales también pueden terminar por ocasionar flemones. Es decir, todas las infecciones bacterianas, que no se solventan previamente, pueden llegar a la raíz de las piezas dentales creando esta molesta enfermedad oral.

Actuar ante un flemón

Los flemones pueden ocasionar molestos síntomas entre los que el dolor intenso es el más característico y notable. Pero también aparece otra sintomatología relacionada con el absceso que supone una molestia considerable. Por ejemplo, la halitosis o la sensibilidad dental son problemas causados como consecuencia de los flemones.

A la hora de hacer frente al flemón dental y actuar en consecuencia para lograr su desaparición rápida, lo más importante es acudir al odontólogo de inmediato para que el profesional pueda valorar cuál es exactamente la raíz del problema en cuestión y tratarlo debidamente para evitar un daño mayor en las piezas dentales. Lo más común es que se receten antibióticos para tratar la infección de forma óptima y antiinflamatorios que servirán para calmar los síntomas que hemos comentado. Ante este tipo de situaciones es muy común que los pacientes visiten las clínicas dentales de forma rauda. Esto ocurre porque el dolor puede llegar a ser tan intenso que buscan la ayuda profesional de inmediato.

Algo muy importante ante la aparición de un absceso es la realización de enjuagues bucales en casa. Lavar bien la cavidad oral con agua y sal será de gran ayuda para que la bolsa de pus que provoca dicho flemón se limpie debidamente.

Pero hay que tener en cuenta que tras tomar el tratamiento recetado por el dentista y observar la desaparición del depósito de pus ocasionado por el flemón es primordial realizar una segunda visita al profesional para tratar la causa del absceso de forma directa. Esto es importante porque mientras el flemón está activo no se podrá eliminar la caries o ejecutar tratamiento contra el origen real del absceso. Así que esto habrá que repararlo en el momento en que la infección haya remitido. De lo contrario, es muy probable que vuelva a aparecer un flemón en el mismo lugar en un futuro, con el dolor característico de esta patología.

La solución total ante este tipo de enfermedades dentales suele basarse en la endodoncia. Aunque es posible que el odontólogo compruebe que la solución debe ser una obturación o la colocación de una corona dental. Las opciones de tratamiento son muchas, por eso es tan importante visitar al dentista con urgencia.