Colutorio: ¿imprescindible en la higiene bucal?

La correcta higiene bucodental se compone de una serie de pasos y herramientas que facilitan la limpieza de la boda de forma muy funcional. En este sentido, el colutorio o enjuague bucal juega un papel fundamental en la salud oral. Por este motivo, la respuesta a la pregunta del titular de este artículo es sí. Es decir, el colutorio es imprescindible en la higiene bucal.

El enjuague bucal está pensado y formulado para actuar como un complemento más en las rutunas de higiene bucodental. Es decir, se trata del colofón perfecto al uso del cepillo de dientes y la seda dental. El colutorio actúa atacando a las bacterias que no han podido ser removidas durante el cepillado y los productos que hay en el mercado hoy en día se pueden utilizar a diario sin mayores problemas.

Aunque es muy importante saber que no es bueno abusar del colutorio dental. El motivo es bien sencillo, este tipo de enjuagues son perfectos para erradicar las bacterias que permanecen alojadas en la cavidad oral, pero existe un tipo de bacterias que son beneficiosas para la flora de la zona. Estas últimas son necesarias para proteger al organismo de las diferentes patologías orales que puedan surgir, así como para evitar las temidas caries. Por esta razón, se recomienda utilizar el enjuague bucal una única vez al día (en caso de usarlo a diario). La limpieza dental de la noche es el momento más óptimo para recurrir al enjuague.

¿Para qué sirve el colutorio?

Los usos del colutorio son muy variados, tanto como tipos de colutorios hay en el mercado. Además de ser una ayuda perfecta para rematar las ruinas de higiene oral, pueden ayudar en otros problemas más concretos. Para ello, es importante elegir un enjuague bucal adecuado para las necesidades orales de cada persona. Por ejemplo, este tipo de productos pueden ser fantásticos para tratar los problemas de halitosis o mal aliento, para prevenir la aparición de enfermedades periodontales en pacientes afectos de gingivitis o encías inflamadas y sangrantes, para evitar la aparición de caries o, incluso, hay enjuagues especiales para aquellos pacientes que están en un tratamiento de ortodoncia.

El dentista será el que indique al paciente cuál es el colutorio óptimo para ser usado por él. En función de las características propias de la cavidad oral de la persona, así como los hábitos de higiene, la historia dental y las necesidades particulares, las recomendaciones serán unas u otras.

Entre las funciones más características del colutorio están las de ayudar a las rutinas de higiene dental y la eliminación de placa bacteriana, la prevención de enfermedades orales y, por supuesto, la aportación de frescura a la boca. Sin duda, es uno de los complementos de limpieza dental más importantes y su uso debería de extenderse. Usar el enjuague bucal debidamente será una ayuda inestimable para la salud oral.