Científicos británicos crean un parche de ibuprofeno

A veces las noticias científicas nos dejan avances que, pese a parecer simples, pueden convertirse en grandes hallazgos científicos, capaces de revolucionar el mundo de los tratamientos médicos. Este es el caso del primer parche de ibuprofeno creado en el mundo. Tras una investigación, científicos de la universidad de Warwick en el Reino Unido, han sido capaces de crear un parche analgésico a base de ibuprofeno.

Se trata de un parche de uso tópico que libera el medicamento a través de la piel de forma prolongada. Según informan los responsables del estudio, el parche en cuestión contiene grandes dosis de este medicamento. Se trata, por lo tanto, de algo más potente que los típicos geles antiinflamatorios que se usan hasta ahora. En total, la dosis del parche supera en 10 a la de los geles. Esto implica que se genere un alivio óptimo y directo sobre el foco de dolor, que puede durar hasta 12 horas. Este es el tiempo que el parche permanecerá activo, liberando su contenido.

El primer parche de ibuprofeno

Los científicos que han logrado desarrollar este parche hacen hincapié en el contenido analgésico de este novedoso medicamento. Indican que los parches que existen en la actualidad pueden calmar parte del dolor por sus propiedades caloríficas. Es decir, aportan calor a la zona en la que se colocan y eso hace que el dolor se calme relativamente. Sin embargo, este parche lo que hace es mitigarlo gracias al analgésico que incorpora.

Lo más característico de este estudio es que, al tratarse del primer parche con ibuprofeno, el hallazgo puede sentar las bases de la investigación para lograr otro tipo de tratamientos de liberación prolongada. Este parche en cuestión es posible que tenga usos muy positivos en pacientes con dolores de espalda crónicos o artritis.

El fármaco está presente en el parche en un polímero adhesivo y ofrece su dosis a un ritmo constante durante el tiempo en el que está colocado en la piel. El ibuprofeno es uno de los analgésicos más comunes y populares que no tiene muchos efectos secundarios. Hasta ahora, este medicamento se ha podido utilizar en forma de gel o por vía oral.

Pacientes que padecen ciertos dolores crónicos, como la artritis, suelen ingerir ibuprofeno por vía oral en grandes dosis, lo que puede resultar perjudicial tras un uso continuado. Por lo tanto, el resultado de esta investigación puede conseguir resultados excelentes en tratamientos para pacientes de este tipo. Además, según los responsables del estudio, podría tratarse de un importante ahorro para los sistemas de salud, ya que el uso del ibuprofeno sería mucho más eficaz y controlado. No obstante, todavía hay que esperar dos años a que la investigación termine su desarrollo y el cauce normal para poder ver estos parches de ibuprofeno en farmacias.