Candidiasis Oral o Muguet. Síntomas y tratamiento

La Candidiasis oral es una infección provocada por un hongo, que es la cándida albicans y que se localiza en las mucosas de la cavidad bucal, en concreto en los labios y en la lengua.

Síntomas de la candidiasis oral

Los síntomas pueden variar pues existen distintos tipos de candidiasis pero casi siempre suelen ser manchas blancas que se alternan con zonas enrojecidas y que provocan escozor la mayoría de las veces. En el dorso de la lengua pueden aparecer como manchas enrojecidas, delimitadas y sin epitelio, careciendo de las papilas en este sitio. Además dan una sensación de ardor y quemazón muy desagradable. También un lugar frecuente son las comisuras de los labios justo en el vértice con un aspecto blanquecino y agrietado en dicha zona.

Hay una serie de factores que favorecen su aparición. Entre ellos cabe destacar el consumo de tabaco, la boca seca, la ingesta de antibióticos o los corticoides.

En el síndrome de la boca seca es muy importante un correcto tratamiento con estimulantes del flujo salival (xerostom) y seguir una correcta hidratación (de 1 a 3 litros de agua al día) pues son pacientes muy predispuestos a sufrir lesiones por hongos. Desde la aparición del Sida (VIH) se han visto incrementado el número de casos de Candidiasis pues estas situaciones en donde el organismo sufre una bajada importante de las defensas son muy propicias las infecciones por este hongo aunque en lugar de la cándida albicans se ha visto que es más frecuente otra especie que es la cándida dubliniensis.

Tratamiento de la candidiasis oral

Antes de prescribir el tratamiento para los hongos hay que valorar que el paciente no sufra de una enfermedad subyacente que no esté controlada como una diabetes, una inmunosupresión o una malnutrición pues su descontrol dificultaría aún más la curación de estas lesiones.

Entre los medicamentos de elección para la candidiasis esta la nistatina, el ketokonazol y el myconazol, pudiendo ser la forma de administración por vía oral, en pomada o también colutorios para hacer enjuagues. Uno de los nombres comerciales más frecuentes es el Mycostatin.

El futuro de su tratamiento está ligado a los estudios y avances que hoy en día se están realizando en Genética, pues se está consiguiendo aislar en genoma asociado a la cándida albicans que abrirá el diseño de nuevos anti fúngicos que harán mejorar los tratamientos que se utilizan en la actualidad .