Cambios hormonales en la mujer: así afectan a la salud dental

La salud dental depende de diversos factores sistémicos. En este sentido, los cambios hormonales que experimentan las mujeres a lo largo de su vida pueden afectar a la salud oral de varias maneras. Cualquier cambio que se produce a nivel de estrógenos o progesterona son capaces de actuar sobre las encías, provocando diversas alteraciones bucodentales.

La mujer pasa por varias etapas en su vida, en las que los cambios a nivel hormonal son destacables. Por ello, llevar una correcta higiene dental, así como visitar periódicamente al dentista son acciones imprescindibles, que garantizarán una salud oral óptima.

Cambios hormonales y salud de las encías

  1. La mujer en la pubertad

Generalmente, durante esta etapa de la vida de la mujer, la inflamación de las encías es notable. Generalmente esto se presenta a modo de gingivitis leve, con el consiguiente sangrado y enrojecimiento de la zona. Para solventar estas circunstancias, la higiene bucodental es la clave. Seguir correctas rutinas a la hora de cepillarse los dientes y prestar máxima atención a la cavidad oral es esencial para que estos cambios hormonales no afecten negativamente a la salud.

  1. Mujer en edad de fertilidad

La mujer adulta, cuando está en edad fértil, suele contar con niveles hormonales casi perfectos. Esto, obviamente, favorece la salud dental. Las hormonas generan una protección en las encías que, acompañada de una buena higiene dental y las visitas al dentista, pueden conseguir que la salud bucodental sea la más óptima.

Aquellas mujeres que ingieren anticonceptivos por vía oral suelen experimentar ciertos cambios hormonales. No obstante, las dosis son realmente bajas y no es habitual que dañen extremadamente a las encías.

  1. La mujer en el embarazo

Cuando la mujer está gestando una vida en su interior, los cambios hormonales son notables. En esta etapa de su vida es cuando más alteraciones bucodentales puede notar. Los niveles de estrógenos y progesterona varían notablemente. Esto favorece la aparición de gingivitis.

Si bien es cierto que la gingivitis en el embarazo puede afectar a cerca del 70 % de las gestantes, no se trata de una condición para nada normal. Por ello, es imprescindible acudir a la clínica dental para que el dentista pueda ofrecer tratamientos oportunos y garantizar, así, la mejor salud oral. Habitualmente se tiende a pensar que la gingivitis en el embarazo está relacionada con la gestación, pero esto ocurre en un porcentaje muy pequeño de mujeres. Lo que realmente ocurre es que se agrava una gingivitis no diagnosticada antes de que la mujer se quede embarazada.

Durante el embarazo también es común el desarrollo de la enfermedad periodontal, con la consiguiente pérdida del hueso que soporta a os dientes. Las caries, por su parte, también son frecuentes durante esta etapa de la vida de la mujer.

La mejor forma de contar con una salud bucodental óptima durante la gestación es seguir las rutinas de higiene oral más adecuadas y visitar al dentista periódicamente. Acudir a la clínica dental antes de quedar embarazada es una forma estupenda de salvaguardar la salud dental.

  1. La mujer en la menopausia

La menopausia es la etapa más conflictiva para la salud dental de las mujeres. Los cambios hormonales que se producen en este momento pueden dañar las encías, provocando patologías relacionadas con las mismas. Además, la sequedad bucal suele ser mayor, provocando que la placa bacteriana se adhiera a las piezas dentales y posibilitando, así, la aparición de caries en los dientes.