¿Es beneficioso el flúor para los dientes?

La eterna pregunta en las consultas dentales versa sobre el flúor y sus beneficios sobre los dientes. Es cierta la premisa de que una ingesta masiva de flúor puede ser perjudicial para la salud, pero, este elemento químico es primordial para conservar una dentadura saludable. Obviamente, lo más importante es aplicar las cantidades oportunas sobre las piezas dentales, evitando su consumo.

Las pastas de dientes contienen las cantidades idóneas de flúor para generar la protección que necesitan los dientes. En el caso de los niños, es importante enseñarles a cepillarse las piezas dentales debidamente, para que aprendan a no tragarse el dentífrico. Por ello, es muy importante que los más pequeños usen pastas de dientes infantiles, con menor contenido en flúor.

Una ingesta descontrolada de flúor podría provocar la conocida como fluorosis. Aunque, lo cierto es que para llegar a este punto sería necesario tomar cantidades desorbitadas de este compuesto.

¿Cómo actúa el flúor en los dientes?

Los beneficios del flúor en los dientes son muy notables, ya que ayuda a proteger el esmalte dental de las bacterias que forman la famosa placa bacteriana. La pasta dental, rica en este compuesto, ejerce una barrera protectora, que minimiza los ataques de la placa en los dientes. Esto ocurre porque el flúor entra en contacto con el calcio de las piezas dentales, generando fluoruro de calcio. Este elemento es el que protege los dientes.

Efectos del flúor en las piezas dentales

  1. Antibacteriano: uno de los aspectos más importantes y beneficiosos del flúor es su acción frente a la placa bacteriana. Las bacterias que se alojan en la cavidad oral atacan a los dientes, generando una destrucción del esmalte y promoviendo la aparición de caries en los dientes. El flúor es perfecto para evitar esta destrucción y prevenir la formación de caries.

  2. Remineralizante: por otra parte, este compuesto químico es perfecto para ayudar a la remineralización del esmalte dental. Lo que se consigue, utilizando flúor en los dientes, es que el esmalte aguante mucho más tiempo y se regenere, para proteger debidamente la salud bucodental de cualquier inclemencia externa.

Cómo se aplica el compuesto

La aplicación de flúor debe de realizarse en las rutinas de higiene oral, es decir, a través de la pasta de dientes y el colutorio. Es importante no tragar el enjuague bucal, ya que la ingesta de este elemento químico está contraindicada. El agua potable, ya contiene el flúor que necesita el organismo para estar protegido.