Beneficios de las carillas dentales

Son muchísimas las afecciones dentales que pueden requerir la colocación de carillas como tratamiento. Las carillas dentales son pequeñas piezas que se adhieren al esmalte de los dientes para solucionar distintos problemas dentales estéticos. Estas pequeñas piezas son una solución apta para casi cualquier tipo de paciente que necesite otorgar una mejoría estética a sus dientes. Además, las carillas son realmente resistentes y de muy fácil colocación.

Tipos de carillas dentales

Existen dos tipos de carillas dentales, las de porcelana o zirconio y las de composite. Las carillas de porcelana son mucho más resistentes y se hacen a medida de forma personalizada. Por este motivo, es necesario que se coloquen en dos veces. Durante la primera visita a la clínica dental, el dentista tomará el molde necesario para que el laboratorio protésico las cree según las indicaciones concretas y en la segunda visita se procederá a la colocación de las piezas sobre la dentadura original.

Por su parte, las carillas de composite pueden colocarse en una única visita. Este tipo de carillas no se realizan en ningún laboratorio, por lo que no es necesario acudir dos veces a la clínica dental. Estas piezas dentales están elaboradas de una resina muy resistente. Además, las hay de infinidad de tonos, formas y tamaños. Por esto es muy fácil conseguir una sonrisa perfecta a través de la colocación de carillas de composite. Aunque, las de porcelana son mucho más resistentes.

Algunos beneficios de las carillas dentales

– Son piezas que se elaboran con una calidad superior para evitar posibles rechazos.

– Tanto las carillas de porcelana como las de composite permiten un gran abanico de colores y tonos. Esto es fundamental para no romper la simetría de color del paciente que se somete al tratamiento.

– Las carillas de porcelana aportan unos resultados muy naturales en cuanto a color y textura. Suelen ser muy similares a las piezas dentales, por lo que estas piezas son inapreciables al ojo humano. Las carillas de composite no logran la textura tan parecida a la de la dentadura original pero tampoco se notan a la vista.

– En cuanto a la tolerancia de las carillas, suele ser bastante alta. Generalmente las de porcelana son las más efectivas en este sentido. Ya que las encías y los tejidos bucodentales las toleran con mucha facilidad. La porcelana suele utilizarse para restructuración de piezas dentales en pacientes que tiene problemas de sensibilidad.

– Tanto las carillas de composite como las de porcelana son sumamente resistentes. Cada vez se logran piezas mucho más avanzadas en este sentido. Las de porcelana resisten estupendamente el paso del tiempo, evitando las manchas y la pérdida de color.

– Las carillas disponen de una durabilidad bastante alta. Además, si se llevan a cabo los cuidados específicos que indique el dentista, se estará alargando la vida útil de estas pequeñas piezas. En este sentido, las visitas periódicas a la clínica dental son fundamentales para garantizar una correcta salud bucodental.

– Las carillas dentales son la opción perfecta de tratamiento dental estético. Sin llevar a cabo tratamientos agresivos, es muy fácil eliminar problemas de anomalías dentales. Además, se trata de un proceso de colocación rápido e indoloro.