Bacterias en la boca. Causas y tratamientos

En muchas ocasiones hablamos de la importancia de la correcta higiene bucal para evitar que las bacterias campen a sus anchas por nuestra cavidad oral. Hay que tener en cuenta que la boca es la forma más sencilla que tienen las bacterias para acceder a nuestro cuerpo. Podemos decir que existen más de seis billones de bacterias que pueden vivir tranquilamente en la boca. En muchos casos se trata de bacterias que no tendrían por qué dañarnos, pero en otros casos hablamos de peligrosas bacterias que son las causantes de las caries dentales y otras enfermedades a nivel general, como las patologías renales y los problemas cardiovasculares.

Bacterias y caries

Muchas de estas bacterias, entre las que cabe mencionar a la Streptococcus mutans, son las causantes de las caries de las piezas dentales. Esto ocurre porque tras la ingesta de alimentos, estos microorganismos se hacen fuertes en la cavidad bucal si no son eliminados debidamente. Por norma general, las bacterias que cohabitan en la boca suelen variar en función de la edad y nuestro estado de salud general. Esto ocurre porque el ambiente generado en la boca tiende a cambiar con el paso de los años, debido a diversos factores. Entre ellos están la pérdida o nacimiento de dientes, la posibilidad de padecer gingivitis u otro tipo de enfermedad periodontal, cambios hormonales (por ejemplo durante el embarazo) y la ingesta de medicinas, entre otros factores. Además, los cambios que se generan en la saliva, sobre todo a nivel de producción y calidad, hacen que cambie sistemáticamente la flora oral.

Las bacterias anidan en nuestra boca por distintos motivos, entre ellos está el azúcar. Y es que a estos microorganismos les fascina el azúcar. Lo que suelen hacer es alimentarse a través del azúcar que desprenden los residuos de comida        que permanecen en la boca. Tras esto se genera ácido lácteo que se convierte directamente en placa bacteriana.

Los estudios científicos elaborados sobre la salud dental y su reacción sobre la salud general alertan de que las personas que padecen una incorrecta salud bucal suelen ser más propensos a padecer enfermedades cardiacas. La enfermedad periodontal es un indicativo de riesgo para las patologías del corazón.

Tratamientos para evitar la incorrecta salud oral

Realmente no podríamos hablar de un tratamiento en concreto, pero sí de algunos métodos de prevención. Lo que buscamos es que las bacterias de la boca se queden demasiado tiempo en nuestra cavidad oral alimentándose indiscriminadamente de lo que ingerimos. Así que será necesario tomar una serie de medidas para lograr una salud bucodental adecuada.

Evitar el consumo de bebidas azucaradas, como zumos o refrescos. En contrapartida, aumentar la ingesta de agua puede ser muy positivo.

Evitar el tabaco en la medida de lo posible, ya que es un factor de riesgo para la periodontitis.

Realizar una buena rutina de higiene dental. Hay que cepillar los dientes varias veces al día y utilizar hilo dental y enjuagues bucales para garantizar la mejor higiene. En el caso de que hayas comido recientemente y no tengas a mano tus utensilios de limpieza de dientes, una buena acción es enjuagar la cavidad oral con agua.

Utilizar limpiadores linguales o pasar el cepillo de dientes por la lengua para eliminar las bacterias que quedan alojadas en ella.

Reducir el consumo de alimentos ácidos y azucarados también es una buena idea para garantizar una boca saludable.