Aprende a detectar y tratar la gingivitis

Los números dicen que prácticamente el 100 % de las personas tienen o han tenido gingivitis a lo largo de su vida. Esta es una de las enfermedades periodontales más comunes en la población adulta e infantil. Esta patología afecta a las encías y está ocasionada por las bacterias que se alojan en la cavidad oral. Pero, la buena noticia, es que la gingivitis es un proceso que se puede prevenir y es totalmente reversible. No obstante, dejar que la enfermedad avance es un grave error, ya que podría transformarse en una periodontitis, afectando al hueso que soporta los dientes y convirtiéndose en una afección completamente irreversible.

Las enfermedades de las encías son un conjunto de patologías que afectan a los tejidos que se encargan de sostener las piezas dentales. La gingivitis es el primer momento o grado de la enfermedad que, si no se trata, su avance puede hacer que se pierdan los dientes.

La prevención es la clave para evitar que la enfermedad de las encías avance, ocasionando la temida periodontitis. Además, es importante saber cómo detectar la gingivitis y visitar al dentista para que establezca los tratamientos necesarios, en caso de que las encías estén dañadas.

Generalmente, la gingivitis se presenta como una hinchazón y sangrado de las encías. Muchas personas achacan ese sangrado al uso de un determinado cepillo de dientes, pero lo cierto es que, si durante el cepillado sangran los dientes, es esencial visitar al odontólogo. en el caso de personas que fuman, es más complicado detectar la presencia de esta enfermedad. Por ello, la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ha lanzado un autotest online de salud gingival, que ayuda a los pacientes a averiguar si sufre gingivitis.

La prevención de la gingivitis

Entre los grupos de riesgo para la gingivitis están los niños y los adolescentes. En estos casos, la enfermedad no suele comportar problemas muy graves, pero es necesario controlar la salud dental de los menores.

Las mujeres también forman parte de los grupos de riesgo en este sentido. Los cambios hormonales por los que pasa la mujer a lo largo de su vida son un caldo de cultivo perfecto para desarrollar enfermedades de las encías. Además, hay que tener en cuenta que la enfermedad periodontal podría tener consecuencias en el embarazo.

La prevención de la gingivitis es sencilla. Todo se basa en la higiene dental diaria. Algunos dentistas hablan de la “Regla del 2”. Es decir, cepillar los dientes durante 2 minutos, al menos 2 veces cada día.

Si la gingivitis ya ha hecho acto de presencia en la boca es importante que el dentista esté informado y realice una completa revisión de la cavidad oral. El tratamiento depende de cada caso concreto, pero en muchas ocasiones se limita a una limpieza dental profesional, que elimina los depósitos de placa bacteriana y sarro de las piezas dentales.

Salud oral: consejos clave

  1. El cepillado dental debe incluir otras zonas, como la lengua o la cara interna de las mejillas. En estas áreas también se acumulan bacterias dañinas.

  2. Los cepillos interproximales y la seda dental son elementos imprescindibles de las rutinas de cepillado, para poder eliminar toda la placa que se acumula en zonas a las que el cepillo convencional no puede llegar.

  3. La rutina de higiene oral se completa con el uso de un buen colutorio.

  4. Hay que visitar la clínica dental al menos una vez al año. De este modo el dentista podrá tener una historia amplia de la salud dental del paciente y realizar tratamientos sencillos en caso de que sean necesarios.

  5. Evitar hábitos insalubres, como el tabaco o el alcohol, es muy importante. Además, también hay que apostar por seguir unas rutinas de vida saludables, en las que se limite el consumo de azúcar, ácidos y se promueva la ingesta de frutas y verduras.