Alimentos no beneficiosos para la salud dental

Los hábitos de vida saludables y las dietas equilibradas son esenciales para garantizar una correcta salud. Además, la salud dental no es ajena a la buena alimentación. La American Dental Association ha elaborado una completa lista con los siete grupos de alimentos y bebidas que no favorecen en absoluto a los dientes.

No se trata de eliminar de la dieta todos estos alimentos de forma radical, sino de limitar su ingesta en la medida de lo posible y siempre hacerlo con precaución. Además, para lograr que los dientes no sufran es muy importante contar con una buena higiene dental y visitar al dentista de forma periódica. La boca es la vía de entrada de todos los alimentos y esto hace imprescindible que se deba prestar especial atención a la salud dental.

Siete alimentos que no favorecen la salud dental

  • Caramelos y golosinas

El azúcar que contienen este tipo de alimentos no es positiva para garantizar una salud dental óptima. Esto puede provocar que las caries afloren en los dientes, generando serios problemas si no se tratan a tiempo. En el caso de los caramelos duros, es probable que además también puedan provocar daños en las piezas dentales si se muerden, como roturas. Por su parte, las golosinas blandas son muy pegajosas y pueden quedar pegadas a los dientes, aumentando el riesgo a padecer alguna caries.

El chicle sin azúcar es una buena alternativa para evitar todo esto. Además, para garantizar una buena salud dental hay que lavarse los dientes y usar seda dental tras el consumo de este tipo de alimentos pegajosos. De esta forma se eliminarán todos los posibles restos que puedan quedar pegados a ellos.

  • Refrescos

Los refrescos carbonatados no son el mejor amigo de la salud dental. No importa si se trata de una bebida light o no, porque los ácidos que contienen atacan al esmalte erosionándolo y pudiendo provocar caries dentales. Beber agua tras ingerir este tipo de refrescos es muy importante para evitar que los ácidos actúen rápidamente.

  • Alimentos cítricos

Los cítricos cuentan con ácidos capaces de deteriorar el esmalte. Además, los zumos cítricos también pueden resultar poco saludables para la curación de las llagas orales. Limitar la ingesta de este tipo de alimentos es importante para contar con una buena salud dental.

  • Hielo

Es cierto que el hielo no es un alimento en sí, pero es muy común masticarlo tras beber una bebida que lo lleva. Esto es muy perjudicial para los dientes, ya que estos actos pueden dañar el esmalte dental, además de provocar roturas en las piezas dentales.

  • Café y té

El café y el té tienen muchos beneficios para la salud en general. No obstante, la salud dental se puede ver afectada por las manchas que este tipo de bebidas dejan en los dientes. Por ello, es importante tomarlas con precaución y cepillar los dientes tras su consumo.

  • Snacks crujientes

Los aperitivos crujientes son ricos en almidón, que se puede quedar pegado en las piezas dentales, aumentando la probabilidad a tener placa dental. La placa dental debe de eliminarse a diario mediante el cepillado de dientes y en las visitas al dentista de forma profesional.

  • Alcohol

El alcohol es un enemigo de la salud general y, obviamente, los dientes no son ajenos a ello. Además de que su consumo excesivo deshidrata, lo que provoca que la boca esté seca y se reduzca la saliva, creando un entorno óptimo para infecciones, también puede manchar los dientes.