Algunos consejos y cuidados si llevas ortodoncia

La ortodoncia es primordial para alinear correctamente los dientes y solucionar algunos problemas estéticos. Para que sus efectos sean visibles en el menor plazo posible es muy importante realizar una serie de cuidados específicos mientras se lleva puesto el aparato dental. De esta forma lograremos que la ortodoncia se conserve en el mejor estado y, así, evitaremos posibles daños que pueden hacer que el aparato pierda sus funciones o minimice sus efectos.

Cómo cuidar tu boca si llevas ortodoncia

Hoy en día es posible utilizar la ortodoncia fija, es decir, los brackets de toda la vida, o los aparatos removibles, o sea, la ortodoncia Invisaling. En cada caso, los cuidados de estos aparatos serán sumamente importantes, pero bien distintos. En ambos casos, la higiene es fundamental para disponer de una ortodoncia que cumpla sus funciones de la mejor manera posible.

Consejos para la ortodoncia fija

En primer lugar, hay que tener en cuenta que este tipo de tecnología cuenta con unos brackets pegados a cada pieza dental y unidos entre sí por unos hilos o alambres muy finos que deben estar perfectamente alineados para cumplir su función correctamente.  Por este motivo es muy importante llevar bastante cuidado con el tipo de alimentos que se comen. Hay que evitar ingerir productos pegajosos o muy duros. Estos últimos pueden dañar la ortodoncia, llegando incluso a moldearla o romperla. Además, los alimentos muy dulces pueden dañar los dientes porque, es posible que queden pegados por más tiempo del conveniente a la superficie dental y con el aparato ubicado en su sitio es mucho más complicado eliminar este tipo de comidas de los dientes.

Lo más importante para cuidar correctamente tu ortodoncia es disponer de una correctísima higiene bucal. Para ello es necesario cepillarse los dientes tras cada comida. La técnica de cepillado debe ser un poco más minuciosa que para las personas que no llevan aparato dental. Debe utilizarse un cepillo de dientes específico para la ortodoncia. Este cepillo debe llevar una especie de ranura en el centro para los brackets. Habrá que dedicar más tiempo a la higiene bucal, pero es muy importante para eliminar toda la acumulación de placa que se forma alrededor de los brackets.

Para realizar una correcta limpieza de tus dientes debes separar la boca en secciones e ir cepillándola concienzudamente. Habrá que cepillar cada bracket por separado, si fuera necesario. El cepillado debe realizarse con una pasta fluorada para que las piezas dentales se mantengan en buen estado. Una vez al día se debe usar un hilo dental especial para ortodoncias. Con esto lograremos realizar una buena limpieza interdental. En las zonas interdentales suele acumularse bastante placa bacteriana y hay que evitar que permanezca ahí mucho tiempo, puesto que podría formarse sarro. Por último se puede utilizar colutorios o enjuagues bucales que eviten la aparición de placa en los dientes y aporten frescor a la boca.

Acudir al odontólogo periódicamente será de gran ayuda para comprobar que se está realizando todo correctamente. Además, hay que visitar al higienista dental para que pueda realizar limpiezas profesionales en los dientes mientras se usa la ortodoncia fija.

Cuidados para la ortodoncia removible

Las personas que disponen de aparatos removibles para cuidar y alinear sus dientes necesitarán realizar una serie de cuidados importantes. Este tipo de ortodoncias debe llevarse en los dientes el tiempo que el dentista haya recomendado para que su efectividad sea máxima. Además de esto, hay que tener en cuenta que durante las comidas o bebidas calientes deben extraerse de la boca para no estropearlos. Cuando los aparatos removibles estén fuera de los dientes deben guardarse en sus cajas y, así, evitar que se deforme, se pierdan o se estropeen.

Las férulas invisibles deben lavarse periódicamente, cada vez que se sacan de la boca, con un cepillo de dientes suave y un poco de pasta dental. Antes de ponerlas de nuevo en los dientes hay que enjuagarlas muy bien. Además, es posible usar unas pastillas efervescentes con propiedades antibacterianas que venden en farmacias para realizar una limpieza más profunda a la ortodoncia removible. Es importante evitar el uso de enjuagues bucales con este tipo de ortodoncias para no alterar su color y brillo.

El odontólogo indicará siempre qué tipo de cuidados hay que llevar a cabo para garantizar la efectividad del aparato y que, éste, no pierda sus propiedades ni se estropee.