5 problemas dentales en la tercera edad

Conforme se envejece la salud oral puede verse deteriorada. Los dientes están expuestos a numerosos procesos, que hacen que extremar la higiene bucodental sea la clave para evitar el deterioro de las piezas dentales y las encías. Los problemas dentales en la tercera edad suelen darse, sobre todo, por la falta de atención oral y por no llevar correctos hábitos de limpieza bucal.

Problemas dentales a tener en cuenta en la tercera edad

  1. Oscurecimiento de los dientes

El primero de los problemas dentales en la tercera edad tiene mucho que ver con el color de los dientes. La dentina es la que marca la tonalidad de cada pieza dental y con el paso de los años esta tiende a oscurecerse o mancharse. Los dientes nunca son totalmente blancos, pero si al oscurecimiento natural de los mismos se suman hábitos de ida poco saludables, como fumar o consumir alimentos corrosivos, el resultado será la aparición de manchas dentales o una coloración más oscura de lo normal.

  1. Dificultad de masticación

Entre los problemas dentales que atañen a la tercera edad, la dificultad para masticar y, en consecuencia, para comer, es uno muy común. A veces, las dentaduras postizas no están perfectamente ajustadas o la persona ha perdido alguno de sus dientes a lo largo de su vida. Esto hace que se complique mucho la masticación. Acudir al dentista con regularidad es la clave para prevenir estos problemas orales.

  1. Aparición de caries

Las caries no son un problema dental exclusivo de la tercera edad, ya que pueden aparecer en cualquier etapa de la vida. No obstante, las personas mayores suelen estar más expuestas a estas afecciones por motivos variados. Con el paso de los años, por ejemplo, las encías se retraen, dejando parte de la raíz del diente a la vista. Si la rutina de cepillado dental no es la más correcta pueden aparecer las conocidas como caries radiculares.

  1. Sequedad bucal

Otro de los problemas dentales asociados a la tercera edad es la sequedad bucal o xerostomía. Esta condición suele darse cuando se reduce la cantidad de saliva en la cavidad oral. Muchos medicamentos, comunes en las etapas de vida adultas, pueden provocar que haya menos flujo de saliva. Esto conlleva la aparición de xerostomía.

  1. Enfermedad periodontal

La periodontitis puede aparecer en cualquier etapa de la vida. Esta patología de las encías está ligada a la falta de higiene oral. Los riesgos a sufrir una enfermedad periodontal se incrementan con la edad, si no se toman medidas de prevención óptimas. El problema de esta enfermedad es que es complicado detectarla en fases iniciales, por lo que hay que prestar atención a cualquier signo que pueda indicar un problema en las encías, como el sangrado durante el cepillado, el dolor al masticar o el mal olor de la boca.