10 mitos FALSOS sobre la salud bucodental

Durante años, se han extendido numerosos mitos sobre la salud bucodental y el cuidado de los dientes. Generalmente, son creencias populares o remedios caseros, que se convierten en opciones que siguen muchas personas. Con Internet y las nuevas tecnologías ocupando gran parte de nuestras vidas, muchas de estas afirmaciones (completamente erróneas) se han viralizado, pudiendo ocasionar daños en la salud oral de muchas personas.

Los 10 mitos sobre dientes que no debes creer

  1. Los empastes de amalgama de plata son perjudiciales

Es cierto que este tipo de empastes, muy usados hace años, contienen pequeñas cantidades de mercurio. Por ello, se ha extendido que son dañinos para la salud oral de quien los lleva. No obstante, las organizaciones de la salud, a nivel mundial, han eliminado esa alerta, asegurando que no resultan perjudiciales. De hecho, el mercurio se libera mucho más rápido cuando se extrae el empaste para cambiarlo por otro. Sí que son antiestéticos, pero no dañinos. Será el dentista el que decida si se debe de cambiar la amalgama por un empaste de resina, más estético. Pero, para ello, tendrá en cuenta la situación particular del paciente.

  1. Las caries del biberón no afectan a los dientes definitivos

Este es un error muy común. Siempre hay que cuidar los dientes de los bebés, con el fin de evitar las famosas caries del biberón. Hay que tener en cuenta que la aparición de las mismas puede condicionar la dentición definitiva.

  1. En el embarazo se pierden los dientes

Se suele decir que la causa de la pérdida dental durante el embarazo es la carencia de calcio. Esto no es cierto. Los cambios hormonales durante la gestación hacen que las encías estén más expuestas a las bacterias, pudiendo generar la conocida como gingivitis del embarazo. El mejor consejo es extremar la limpieza oral y visitar al odontólogo durante toda la gestación.

  1. Blanquear los dientes con bicarbonato

Además de que se trata de un remedio casero muy extendido, es importante saber que es muy peligroso. El bicarbonato actúa erosionando el esmalte dental y posibilitando que las piezas dentales se debiliten. Solo el dentista recomendará agentes blanqueantes seguros.

  1. Siempre hay que sacar las muelas del juicio

¡Falso! No en todos los casos hay que extraer las muelas del juicio. De hecho, solamente se recomienda hacerlo cuando están causando daños en el resto de dientes.

  1. Poner aspirina sobre una muela evita el dolor

Además de ser una creencia falsa, puede provocar graves problemas en las encías. Por lo tanto, si existe un dolor de muelas persistente hay que visitar al dentista para que encuentre la causa y realice el tratamiento dental oportuno.

  1. Las fundas dentales impiden la aparición de caries

Otro error muy común. Si una persona lleva fundas en los dientes y no cuida su salud oral, las caries no se harán esperar. Por ello, hay que limpiar los dientes debidamente cada día. Esta es la única forma de conseguir que las caries no actúen sobre las piezas dentales.

  1. La limpieza dental profesional daña los dientes

La limpieza dental profesional es esencial para eliminar la placa bacteriana y el sarro que se ha formado alrededor de los dientes. Por lo tanto, es una prevención perfecta para las caries y otras enfermedades orales.

  1. Masticar chicle sustituye al cepillado dental

Masticar chicle puede favorecer el pH de la saliva y generar más saliva en el caso de personas que sufren sequedad dental, sobre todo. Pero, en ningún caso sustituye un correcto cepillado de dientes, ni el uso de la seda dental.

  1. Las caries provocan dolor siempre

El último de los mitos sobre salud bucodental es aquel que afirma que las caries siempre presentan dolor en el diente afectado. Lo cierto es que esto no tiene por qué ser así, sobre todo si se trata de una caries en una fase inicial.